Una enfermera del Hospital de Trelew denunció al Jefe de Pediatría por violencia laboral, a raíz de un incidente vinculado con un menor alcoholizado. Según relata la mujer, el médico la citó a una reunión en privado, debido a que el menor lloraba, y la enfermera se sintió agredida.

La denuncia la radicó en la Comisaría Primera. La enfermera remarcó que no es la primera vez que sucede un hecho de similares características.

Según consta en la exposición de la enfermera, “durante la reunión que mantuvimos, el doctor (D.P) no dejo de gritarme, hostigarme, degradar mi trabajo y humillarme, manifestando que no hago bien mi trabajo, que todo lo que pasa durante el servicio es mi responsabilidad; que debería irme a trabajar a una farmacia o volver a la Universidad; que en lugar de calmar a la gente solo logro que se alteren porque no les brindo una adecuada atención”.

En tanto, continuó la enfermera, “todo esto pasó en presencia de la jefa de división de enfermería y del supervisor de enfermería, quienes en ningún momento le pidieron que bajara la voz o se callara cuando me gritaba. Yo le insistí en que no me gritara, que bajara la voz, que no me faltara el respeto, pero me seguía gritando y ellos no hacían nada, no intervinieron en ningún momento”.

Según parece, el conflicto se habría desatado producto de una "confusión" que llevó a pensar a los superiores que la enfermera los había llamado delante de los familiares del menor que estaba llorando, cuando no habría sido así.

Por último, la enfermera expuso que ya ha tenido incidentes con el médico, "pero esta vez ya superó los límites", concluye la denunciante.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!