En diálogo con ADNSUR, el padre Adrián Mari (actual cura párroco de Rawson y capellán de la Policía del Chubut) repasó que “se trabaja en estos proyectos junto a la Dirección de Género de la Policía del Chubut  (a cargo de la comisario mayor Claudia Bocco). Hace 13 años, camino junto a la Institución”.

Mari tiene 47 años, es oriundo de Capital Federal y -en los últimos 5 años previos a su llegada a Rawson- estuvo en Comodoro Rivadavia donde dejó su impronta debido a su cercanía con la gente y su gran carisma.

"Recibir la vida como viene"

“Venimos ofreciendo estos espacios de encuentro y de diálogo para que juntos podamos descubrir para ‘recibir la vida como viene’. Necesitamos poder acercarnos y comprender los procesos de cómo nuestro pueblo experimenta su sexualidad. Hay que sacar prejuicios, descubrir, comprender situaciones, promover el diálogo y conocer en profundidad”, reveló el cura párroco.

El padre Adrián Mari tiene carisma. Hace pocos meses está en la ciudad pero se observa que más jóvenes se acercan a la Parroquia 'María Auxiliadora'.
El padre Adrián Mari tiene carisma. Hace pocos meses está en la ciudad pero se observa que más jóvenes se acercan a la Parroquia 'María Auxiliadora'.

“Ya se hicieron 4 encuentros con una frecuencia quincenal y con la presencia de 20 efectivos policiales. Intentamos trabajar la experiencia del ‘otro’ a través del compañero policía hasta el acercamiento a las comisarías. Queremos ver la vivencia de mi prójimo con estos temas y generar un ámbito de respeto. Cuando la persona tenga que expresar algo referido a la sexualidad, pueda encontrar un espacio seguro y de contención”, explicó.

"Hay que despojarse de muchos prejuicios"

La misión de la Iglesia es estar en toda realidad humana. Propiciamos espacios seguros para que la vida pueda expresarse y ser contenida. En los encuentros policiales, se tratan los temas de género, sexualidad, identidad de género pero en una modalidad de taller. Trabajamos sobre realidades, experiencias, conocimientos y desconocimientos. Llegamos a una conclusión general en el que el objetivo fundamental es el respeto al ‘otro’. Hay que despojarse de muchos prejuicios y las expresiones despectivas (gestos y lenguajes) que pueden lastimar. Es un espacio interactivo, todos ellos construyen el conocimiento y se van despojando de las actitudes que deterioran los vínculos”, aseguró.

En los encuentros policiales, se tratan los temas de género, sexualidad, identidad de género pero en una modalidad de taller.
En los encuentros policiales, se tratan los temas de género, sexualidad, identidad de género pero en una modalidad de taller.

“A lo largo de los años, acompaño al personal policial en sus recorridas y los patrullajes. Los acompaño durante las noches, se escuchan las historias y hacemos un sostén en lo que se puede. Uno se suma al trabajo en equipo con el ‘Servicio Social’ de la Policía y los psicólogos”, precisó.

Buscamos la creatividad de poder llegar al otro. Apuntamos a generar cercanías con estas historias para poder contener. Agradezco al mismo personal policial que me brinda ese espacio. A lo largo del tiempo, se sumaron familias de las parroquias donde estuve, se generó un equipo con los psicólogos y los servicios sociales de cada Unidad Regional. Hicimos un trabajo en red para el sostén del personal”, señaló. 

La parroquia María Auxilidora de Rawson es emblemática en la ciudad. Está vinculada con la obra salesiana en Chubut. Está en la misma manzana que el Colegio Don Bosco pero funcionan autónomamente.
La parroquia María Auxilidora de Rawson es emblemática en la ciudad. Está vinculada con la obra salesiana en Chubut. Está en la misma manzana que el Colegio Don Bosco pero funcionan autónomamente.

Mensaje para la Semana Santa

"En principio -para esta Semana Santa- tenemos que renovar la alegría en el servicio que es la cercanía al otro. Hay que seguir apasionándonos por generar espacios seguros. Después de lo que vivimos con la pandemia, urge encontrarnos, que esos encuentros sean sanos y que los vínculos le hagan bien al otro. Hay que permitir que el otro pueda sentir que en uno hay un espacio seguro de confianza. Las Iglesias tienen que abrirse como espacios seguros para que la vida sea contenida. Necesitamos redescubrir la presencia de Jesús recibiendo la vida para que se sienta cobijada en cada uno de nosotros", completó el cura párroco de Rawson y capellán de la Policía del Chubut, Adrián Mari.

"Las Iglesias tienen que abrirse como espacios seguros para que la vida sea contenida", asegura el padre Adrián Mari.
"Las Iglesias tienen que abrirse como espacios seguros para que la vida sea contenida", asegura el padre Adrián Mari.
¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!