"Es una lotería". Nunca mejor aplicada esta frase que a la historia de Marcelo Paredes —o "Rambito" como mejor lo conocen en las comisarías de Puerto Madryn—. Y es que así como los blancos de este famoso ladrón eran elegidos por azar, a él el destino también le daría un "golpe de suerte", aunque de la buena, con un giro inesperado.

Resulta que a lo largo de gran parte de su vida, mientras este delincuente robaba a turistas y viviendas en la ciudad portuaria, le gustaba apostar a la par y jugaba a la quinielaDurante 15 años, "Rambito",  siempre eligió los mismos números: 31-09-21-17-03 y 12. Hasta que un día de diciembre del año pasado, con esa idéntica selección, la fortuna llegó. Paredes ganó una cifra millonaria en el sorteo revancha del Quini 6: 94 millones de pesos para ser precisos y prometió no robar más. 

Con el premio, "Rambito" ofreció resarcir a dos de sus víctimas por el doble de dinero que les había robado
Con el premio, "Rambito" ofreció resarcir a dos de sus víctimas por el doble de dinero que les había robado

Según consignó el diario Jornada, él mismo se lo confesó a los integrantes de la División de Investigaciones, a quienes bien conocía por ser visitante asiduo de tribunales y comisarías. "No robo más", les manifestó según el matutino.

Paredes hoy tiene 37 años y cuatro causas en trámite por delitos menores, como robos simples y encubrimiento. Siete son sus condenas y cinco declaraciones de reincidencias.

Según se informó, “Rambito” tuvo un "gesto" al recibir su premio y le ofreció a dos de sus víctimas resarcirlas con el doble de dinero que les había robado. Otra ironía de un destino azaroso. 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!