Trabajadores de Puerto Madryn, Trelew y Rawson nucleados en el Sindicato de la Industria de la Alimentación (STIA), realizaron este martes una movilización en Casa de Gobierno para reclamarle al gobernador Mariano Arcioni sobre "la emergencia ocupacional en las plantas de procesamiento de langostino debido a la creciente desocupación y subocupación del sector". Esto afecta a casi unas 3.000 personas que quedan desocupadas en forma temporal, según advierten en el gremio.

"La realidad que atraviesan a todos los trabajadores y trabajadoras de la pesca se traduce en más meses sin trabajar debido al acortamiento de las zafras como consecuencia de la sobreexplotación del langostino, único recurso que pescan y del que elaboran productos la mayoría de las empresas pesqueras", reclamaron desde el sindicato.

STIA ya ha formalizado el pedido de reproceso de materia prima a partir de diversas especies a las empresas del sector. Según denunciaron, las mismas dieron su negativa "basándose en diferentes excusas, comerciales por sobre todas las cosas, y desinteresándose en cumplir su rol social".

Pesqueros marcharon a Rawson para reclamar que se procese otro producto que no sea el langostino

Como contrapartida, hay alerta en el sector por el excedente de stock debido a las complicaciones en Europa por la pandemia y la guerra en Ucrania que afectan a algunos mercados, tradicionales compradores del langostino patagónico. Sin ir más lejos, una comitiva de representantes de las cámaras empresarias del sector y funcionarios nacionales tiene previsto este miércoles y jueves una agenda de reuniones en Brasil con la expectativa de que se abra una nueva oportunidad en este mercado.

En el sindicato argumentan que el problema es que las temporadas son cada vez más cortas. Aseguran que aunque los recursos estén, "las empresas se conforman con trabajar 6 meses, 7 meses y les sobra ganancia pero a los trabajadores no". "Queremos que todos los contratados de temporada trabajen todo el año, como los efectivos. Exigimos al gobernador que nos escuche. Que se tomen las medidas necesarias, que se exija que las empresas empiecen a procesar. No podemos seguir con el discurso de que la merluza da perdidas, las empresas y los dueños de los bancos tendrán que saber que si no quieren pescar merluza, no pescarán langostino", manifestó Oscar Hughes, dirigente gremial. 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!