MIAMI (ADNSUR) - Una mujer que fue víctima de violencia de género besó a su exnovio durante un juicio luego de que éste le disparara cinco veces el año pasado tras una fuerte discusión.  Los disparos le dieron en la cabeza, en el brazo izquierdo y en la espalda. Antes del intento de femicidio, no había denuncias previas por violencia de género en la pareja.

La mujer dejó a todos sin palabras, en un tribunal de Brasil, tras afirmar que ya había perdonado a su exnovio, quien le disparó cinco veces tras una fuerte discusión en una heladería, en agosto del año pasado.

Micheli Schlosser, de 25 años, le pidió permiso al juez para abrazar y besar a Lisandro Rafael Posselt, de 28.

"Yo lo provoqué. Nunca me había agredido, siempre fue muy bueno conmigo y ya pagó por su error”, dijo la joven. 

Rafael Posselt fue condenado el martes 28 de enero a 7 años de prisión domiciliaria, cinco por intento de homicidio y dos por posesión ilegal de arma, porque no tenía antecedentes penales. Desde agosto de 2019,  fue detenido y pasó todo este tiempo en prisión preventiva.

Cuando la justicia anunció la sentencia condenatoria por la cual el hombre no irá a la cárcel, la mujer aplaudió. "Nunca se vio nada igual", dijo el fiscal de la causa, Pedro Rui.

"La relación era de celos enfermizos de ambos lados y de violencia. La mujer tuvo una suerte increíble de estar viva. Las balas todavía hoy están alojadas en su cuerpo ", graficó, según publicó The World News.

"El día anterior al hecho, él la había amenazado con matarla. Y dijo que luego se suicidaría", agregó el fiscal.  

Según la narración del juez João Francisco Goulart Borges, la mujer afirmó durante el juicio que quiere casarse y vivir el resto de su vida con el hombre que intentó matarla.