COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Omar Olima, el hombre que fue atacado por perros en barrio Laprida, ya fue dado de alta y se encuentra en recuperación en su casa.  Sobre lo vivido expresó que "fue un momento feísimo. Nunca me imaginé que iba a llegar a esta situación" y comentó que siempre solía transitar por el camino donde fue brutalmente mordido.

Tras ser dado de alta durante la jornada del día jueves, Omar Olima continúa recuperándose en su domicilio. En diálogo con Radio Del Mar: comentó "esto es el día a día, ir viendo cómo evolucionan las heridas porque son bastante grandes y mientras no se infecte está todo bien" y añadió sobre el momento del ataque "es un momento feísimo, jamás me imaginé llegar a esta situación y quiero dar un agradecimiento eterno a la gente petrolera que me salvó la vida y al Hospital Regional".

En tanto, manifestó que el camino donde sucedió el ataque es muy concurrido y que él solía transitarlo algunas veces con su hijo y expresó  sobre los perros que "aparecieron de golpe. Llegué a la famosa cruz y cuando estaba regresando vi que aparecieron dos (perros); les resté importancia y de abajo aparecieron cuatro más,  me cercaron, me hicieron retroceder. Me agarraron las zapatillas, me mordieron y tiraron al suelo. Yo nunca pensé qué iba a pasar, estaba sin fuerza, había perdido mucho sangre y gracias a Dios vivo para contarla. Quiero que esto no sea una noticia mas y sirva para que se haga algo porque mucha gente transita en el lugar" aseguró.

Finalmente respecto a la posibilidad de que le realicen injertos, Olima expuso que "todo depende de como evolucione mi tejido, hay que esperar" y afirmó que deberán ponerle una placa en la muñeca y operar.