Una mujer de 54 años entró al baño de su casa en Tailandia y cerró la puerta, sin saber que pasaría los próximos tres días atrapada allí. Intentó salir, pero la puerta no cedía porque había una perilla defectuosa.

Según indicaron fuentes policiales, la mujer vive sola y no tenía el celular a mano, que hubiera facilitado el trámite. A pesar de haber pedido ayuda a través de gritos y fuertes goles a la puerta, nadie la escuchó.

Vive sola y no había llevado su celular, por lo que la única solución era pedir ayuda a los gritos y golpear la puerta, pero nadie la escuchó.

El sufrimiento era constante y a pesar de todos sus esfuerzos, la mujer se resignó y escribió en una de las paredes un mensaje de despedida utilizando productos para el cuidado de la piel. Y así, se entregó a esperar la muerte

“He estado atrapado en el baño desde el 22 de agosto. Si muero, dejen que Jay Lek se ocupe de mi testamento. Por favor, entregue la propiedad de Tuk a Tua Toon Tum. Bebí agua del grifo para sobrevivir. Sin agua, estaría muerta. Traté de forzar y romper para salir, traté de gritar pero nadie me escuchó”, escribió en la pared.

Vive sola, quedó atrapada en el baño de su casa y debió tomar agua de la canilla para sobrevivir

Como la mujer no dió señales de vida, su hermana se preocupó y notificó a la policía sobre su desaparición.

Los oficiales fueron hasta la vivienda de la mujer y, como nadie contestaba desde adentro, saltaron la puerta de hierro para revisar la casa.

Cuando llegaron al baño, vieron que la puerta estaba trabada, asi que utilizaron unos alicates y lograron abrirla. En su interior, encontraron a la mujer tirada en el suelo en un estado muy débil debido a que no había comido durante tres días.

En ese mismo momento, los oficiales la llevaron a un hospital cercano. Luego de examinarla, los médicos concluyeron que estaba bien de salud a pesar de su estado debilitado. Esperan que se recupere completamente.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!