Lo confirmó Julio Otero, administrador de Vialidad en Chubut y estimó que el Municipio de Comodoro podría licitar la obra a fines de este mes o principios de octubre, para dar inicio en 2023.

El proyecto prevé la pavimentación del trayecto de 8 kilómetros que hoy es muy utilizado no sólo por empresas petroleras, sino a partir del gran crecimiento urbano que tuvo la ciudad en la zona sudoeste, por lo que es una vía de conexión entre la ruta 26, en la zona de acceso al barrio Arenales y una de las rotondas del camino Roque González, en cercanías de barrio San Cayetano.

El proyecto incluye el pavimento de ambos carriles y también de banquinas, además de iluminación, con una rotonda para la incorporación del tránsito hacia la ruta nacional 26.

“Estamos muy satisfechos, porque el proyecto fue elaborado por la Municipalidad y tiene todas las conformidades técnicas por parte de Vialidad Nacional”, indicó el funcionario del organismo nacional, en diálogo con Actualidad 2.0.

El presupuesto es de 850 millones de pesos y según estimó Otero, “por la celeridad con la que trabaja la Municipalidad de Comodoro, seguramente a fines de septiembre o principios de octubre podrán estar listos los pliegos de licitación. Después vienen los 60 días para la adjudicación y seguramente a vuelta de año podremos ver la obra en marcha”.

Se trata además de un tramo que a futuro incluirá la variante de la Ruta Nacional Nº3, por lo que Otero advirtió que a futuro, el camino quedaría como una “colectora” de la proyectada autovía de circunvalación.

Autovía Caleta-Rada Tilly: “La financiación está garantizada”

Otero también enfatizó que los fondos para la continuidad de la autovía Caleta Olivia-Rada Tilly están garantizados por Vialidad Nacional, más allá de algunos rumores que circularon en ámbitos empresarios respecto de la “ralentización” de pagos de certificaciones de avance, tras los recortes anunciados por Sergio Massa en materia de infraestructura.

“La certeza que tenemos es que las obras comprendidas dentro del plan continúan a buen ritmo, ayer lo ratificó el ministro de Obras Públicas de la Nación ante la Cámara Argentina de la Construcción –respondió Otero-. El financiamiento está asegurado y las empresas, cuando saben que no tendrán financiamiento, las detienen a las obras, como pasó en la gestión anterior”, en referencia al gobierno de Mauricio Macri.

También detalló que el grado de avance de esa obra está dentro de lo previsto, tras atravesar el período invernal que frenó los trabajos por lluvias y nevadas, por lo que en septiembre “las empresas ratifican los planes de trabajo, tanto del lado de Santa Cruz como en Chubut, por lo que vamos a tener un muy buen ritmo de obra”. 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!