CAPITAL FEDERAL - La moratoria ley 27.260 que rige desde el año 2016 permite “comprar” años de aportes entre que la persona cumplió los 18 años y el 31 de diciembre de 2003. El plan para que lo puedan usar los hombres ya venció el año pasado.

Los requisitos son:

- haber cumplido los 18 años antes de 1977, de esta manera se pueden “comprar” 26 o 27 años faltantes (siempre y cuando no haya aportes reales en el medio)

- superar el análisis socioeconómico, lo que implica no haber superado ingresos mensuales en el último año por $53.829, no poseer bienes de un importe mayor a $2.583.792, no haber tenido gastos de consumo de tarjetas de crédito de $839.732,40 anuales.

El plazo es importante porque para adherirse hay que tener cumplidos 60 años antes del 23 de julio, informó Telefé Noticias.

Una vez que se inicia el trámite, hay que pagar la primera cuota, y las restantes se descuentan del haber jubilatorio: para ello pueden hacerse planes hasta 60 cuotas. A modo de ejemplo, “comprando” 27 años, la cuota sería aproximadamente de $470 por mes, durante 60 meses, ajustables por los aumentos que da la ley de movilidad en los meses de marzo, junio, septiembre y diciembre de cada año.

Todavía queda vigente la moratoria ley 24.476, pero es más restrictiva, porque solo permite regularizar aportes hasta septiembre de 1993, lo que implica que quienes no tengan aportes no puedan suscribirse.