COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Los vecinos de la calle Islas leones al 600 del Barrio José Fuchs se mostraron indignados este jueves cuando notaron que la Municipalidad había talado un enorme eucalipto, de más de 50 años, que daba sombra en la vereda del Cementerio Oeste. Uno de los vecinos recordó las circunstancias en que se plantó, junto a otros árboles, en un barrio de calles de tierra y dificultades en el abastecimiento de agua, y los sacrificios de los vecinos para proteger su crecimiento y poder disfrutar de algo de verde, sombra y fresco en el verano.

Un usuario relató a ADNSUR que el eucalipto fue plantado por uno de los primeros pobladores del barrio, que se mudó a esa zona en 1949 cuando era -según menciona- "una zona olvidada". Contó que fueron estos primeros pobladores quienes realizaron la extrensión de la red de gas y de agua, y que cuando tuvieron esta última plantaron varios árboles en la vereda de sus viviendas y del otro lado de la calle, donde está ubicado el cementario.

En esa época, debían acarrear "el agua para riego en baldes, hasta que crecieron, en épocas sin agua, con calles de tierra, donde el Barrio José Fuch era la zona olvidada de la ciudad", expresó el vecino.

El patio de la vivienda de estos pobladores rebalsa de árboles y vida. Y quisieron extender la belleza a su barrio, por eso llenaron las veredas de eucaliptos, pinos, duraznos, cedrón, parras, y otras especies. Ahora sus descendientes y otros vecinos lamentan que, sin motivo aparente, una orden municipal emitida desde algún despacho en el centro de la ciudad borre el esfuerzo y sacrificio de quienes los precedieron.