NEUQUÉN (ADNSUR) - El secretario general del sindicato petrolero de Neuquén, Guillermo Pereyra, advirtió que el recorte de subsidios a la producción de gas no convencional en Vaca Muerta “es una medida que afecta directamente al crecimiento y al trabajo de los neuquinos y el país”, por lo que anticipó que si se pierden puestos de trabajo a partir de la revisión de inversiones anunciada por las operadoras, “vamos a hacer caer todos los acuerdos”.

La decisión anunciada por el gobierno nacional, que estableció límites a la Resolución 46, por la que este año asignó un monto de 700 millones de dólares para pagar precios diferenciales a los proyectos de producción de gas en áreas no convencionales, encendió el alerta en las principales empresas que operan en aquella región.

Tanto Tecpetrol como YPF salieron a anunciar las pérdidas que provoca la medida, que en la práctica deja afuera del subsidio a nuevos proyectos, por lo que están revisando sus planes de inversión y podrían recortar proyectos para el año en curso.

Según refleja La Mañana de Neuquén y Río Negro, Pereyra convocó para el martes a una asamblea en Añelo, en la que esperan 20.000 trabajadores. “Si llegase a haber un sólo despido, vamos a hacer caer todos los acuerdos que firmamos para el desarrollo de Vaca Muerta”, advirtió, en referencia a las modificaciones acordadas sobre el convenio colectivo de trabajo.

En el mismo tono, cuestionó al Gobierno Nacional por cambiar las reglas de juego, lo que termina generando una amenaza para la estabilidad de los puestos de trabajo: “El gobierno y las empresas tienen que resolver este tema, porque no se pueden romper los acuerdos y cambiar las reglas de un día para otro, porque hay mucho en juego. En esto hay que actuar con seriedad, algo que evidentemente está faltando a quienes toman decisiones”.