Las autoridades de Rosario detuvieron a dos hombres que utilizaban agua oxigenada para cambiar el color de parte del plumaje de loros silvestres para luego venderlos como aves exóticas. Están acusados de maltrato y comercialización de aves. 

Los detenidos untaban el producto químico en la parte superior del cuerpo de los loros, incluyendo la zona de la cabeza, pico y ojos, y así las plumas adquirían un color amarillento. 

Fueron los vecinos quienes denunciaron la actividad ilegal que estos individuos llevaban adelante. 

"Son loros silvestres de color verde y las personas que se dedican a comercializar este tipo de aves las rocían con agua oxigenada para obtener un color amarillo, para que parezcan cotorras", explicó a la prensa local, el jefe de la Sección Ecológica de la Policía Comunitaria de Rosario.

Al momento de la detención, los loros de color verde y amarillo se encontraban en pequeñas cajas sin alimento y muchos de ellos en mal estado de salud. Un total de 22 fueron rescatados vivos por personal de la Brigada Ecológica de Rosario, mientras que otros siete no lograron sobrevivir.

"Les producen un año irreversible y en realidad, pese a que las rescatadas están siendo asistidas, se van a morir por las quemaduras", añadió el funcionario.

Con información de La Gaceta

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!