Una mujer residente de Kiev, capital de Ucrania, derribó  un dron ruso con un frasco de tomates en conserva mientras se encontraba fumando un cigarrillo en el balcón de su casa. Elena -nombre ficticio creado para proteger su identidad- escuchó el ruido de un motor y tuvo miedo, agarró lo primero que encontró y se lo tiró.

“Tenía miedo. ¿Qué pasa si me empiezan a disparar?”, dijo la mujer a un canal de televisión ucraniano que le hizo la entrevista. 

La historia fue compartida el sábado en Twitter por la jefa del Centro de Comunicaciones Estratégicas y Seguridad de la Información Lyubov Tsybulskaya. Es especialista en detectar fake news y concedió entrevistas a la prensa local sobre las mentiras contadas desde el inicio de la invasión de Ucrania por parte de las tropas rusas.

En su tuit inicial la experta dijo que se trataba de un frasco de pepinos, pero la mujer la corrigió. “Qué lástima por esos tomates… No sé de dónde salieron las historias sobre los pepinos”, dijo la mujer al canal ucraniano.

Este lunes Lyubov confirmó que la historia era cierta y aclaró que finalmente se trataba de un enorme frasco de tomates. "Actualicen, amigos. Nuestros medios encontraron a esa señora. La historia está probada. Con una pequeña corrección: eran TOMATES EN ESCABECHE".

Tweet de Liubov Tsybulska

Elena cree que el dron estaba asaltando las casas de los residentes y que probablemente sería utilizado por saqueadores que buscaban departamentos abandonados en Ucrania.

También dijo que se niega a salir de su residencia, aun a riesgo de ser víctima de ataques rusos. "No me iré a ninguna parte. Esta es mi casa, mi tierra. Voy a pararme y luchar".

Fuente: Clarín

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!