ESTADOS UNIDOS - En el video, registrado por una cámara de seguridad del  edificio de la localidad de Chamblee, Georgia, Estados Unidos, se ve cómo la pequeña Kali Dallis se pone el  flotador y se tira en la piscina. Nadie la mira. 

Pero el impulso con el que se metió en el agua hizo que a la nena de tres años se le diera vuelta el flotador y se cayera de cabeza al fondo del agua. 

hí entró en acción su hermana de 10 años, quien advierte la dramática situación. Jayla, que estaba al otro lado de la piscina, giró su cabeza y vio que la pequeña estaba ahogándose. De inmediato, corrió y se lanzó al agua, pero cuando la sacó, su hermana ya había perdido el conocimiento.

La niña intentó ser reanimada y fue trasladada de urgencia a un hospital local. Allí fue internada en estado crítico, pero dos semanas después, ya pudo recuperarse casi en su totalidad.