Una mujer en Río Gallegos se encuentra en una difícil situación: su hija de nueve años necesita ser operada de forma urgente y el costo de la operación asciende a los 3 millones de pesos. La niña tiene una enfermedad poco frecuente, una malformación vascular asociada a una trombosis venosa en su pie que le provoca un dolor constante y le impide caminar. Fue atendida por varios profesionales del país, y recién hace poco tiempo lograron dar con el diagnóstico certero.

Agustina Rauque, mamá de la niña comentó que la operación se acerca a los $ 3.000.000 y no cuentan con los recursos para poder pagarla. Explicó cómo fue su caso y señaló que los problemas comenzaron cuando su hija Aimara tenía apenas tres años.

“El pie se le infamaba, cada vez que se caía tenía esguinces, la llevamos al médico, casi todos eran traumatólogos los que la atendieron y hasta ese momento iba todo bien, pero yo veía que su pie no era normal”, detalló su mamá en La Opinión Austral.

Aimara sufre de la hinchazón de su pie desde que tiene tres años. Foto: La Opinión Austral.
Aimara sufre de la hinchazón de su pie desde que tiene tres años. Foto: La Opinión Austral.

El año pasado la niña se fracturó el codo, la operaron y luego los dolores en su pie comenzaron a ser más intensos. Los médicos le dijeron a Agustina que podía ser una trombosis, pero fue algo que descartaron muchas veces. "Un traumatólogo me dijo que era algo superficial y que se iba a ir con el tiempo”, relató.

Durante el 2021 sacó una consulta con un médico de Buenos Aires que, apenas vio a Aimara, le dijo a Agustina que tenía una tumoración. “Cuando me dijo eso casi me muero, ahí empezamos a hacerle estudios, viajamos a El Calafate para una resonancia que no se veía bien qué era, después le hicieron otro estudio y ahí empezó toda la lucha, porque me dijeron que era una malformación en la arteria venosa”, contó.

En ese momento la derivaron a Buenos Aires, pero empezó a empeorar cada vez más. A su mamá le dijeron que era una trombosis, dejando a la niña internada durante tres días. Posteriormente la atendieron en el Hospital Gutierrez donde volvieron a descartar la trombosis, diciéndole que le iban a realizar estudios nuevamente.

 “Ahí empezamos todo el calvario de nuevo, ella estaba con mucho dolor, ahí conocí a gente de la Asociación de Enfermedades Poco Frecuentes y una señora que pasó lo mismo que yo”, describió Agustina.

Con ese contacto, dio con un cirujano vascular que le hizo varios estudios a Agustina y dio con el diagnóstico certero: “Me dijo que tenía una malformación vascular y una trombosis en la planta del pie, quedé dura porque lo descartaron miles de veces. La llevé al Garrahan en la guardia, sin que nadie me diga, ahí la atienden y fue derivada”, dijo la mamá de Aimara.

La mujer comentó que se encuentra desesperada por la falta de recursos para costear los gastos médicos. Quienes deseen colaborar podrán hacerlo al  (2966) 765718

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!