Florencia Molina llevó el miércoles de la semana pasada al Hospital de Trelew, a su hijo de tres años con un cuadro febril. En aquel momento, según relató ella, los derivaron a un centro de salud, y luego regresaron a la noche porque el cuadro se había empeorado.

Al día siguiente, la criatura, que reposaba en su casa, comenzó a experimentar otros síntomas más graves, y la madre lo llevó de urgencia al Hospital, donde no pudieron salvarle la vida.

Molina contó por Cadena Tiempo que decidió radicar una denuncia penal contra los médicos a los que acusa de negligencia.  Ella insistió en que podrían haber salvado la vida de su hijo si le hubieran brindado la atención que necesitaba. “Mi hijo murió bajo la negligencia del hospital”,  acusó.

La madre relató el calvario comenzó el miércoles al mediodía cuando su hijo presentaba los primeros síntomas. “Volví a la noche porque seguía con fiebre, cuando llegó la doctora, muy soberbia, me dijo que estaba bien y le puso una penicilina”, sostuvo.

En esas circunstancias, según la versión de la mujer, la criatura fue diagnosticada con una pulmonía y le pidieron que hiciera reposo en la casa. 

"Me dicen que tiene pulmonía pero que me mandaban a la casa porque no le podían dar lugar a mis otros nenes. Solo que tome ibuprofeno y amoxicilina”, señaló.

Al día siguiente, el cuadro se complicó y la madre llegó al Hospital con el niño en brazos desesperada por salvarlo. "En mi casa se empezó a poner morado, salí corriendo a la calle pidiendo ayuda y al hospital entró con vida. Estuvo 40 minutos luchando y todo se podría haber evitado si lo hubieran internado", concluyó.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!