Ante una discusión, los hombres deberían "dar un toque físico suave" a sus esposas para que “cambien su temperamento”, sugirió en sus redes sociales Siti Zailah Mohd Yusoff, la viceministra de Desarrollo de la Mujer, la Familia y la Comunidad de Malasia, lo que rápidamente se viralizó y generó repudio e indignación.

La parlamentaria del Partido Islámico Pan-Malasia dice en un video llamado "Consejos de la madre", que difundió en su cuenta de Instagram, que un marido que quiere guiar a su esposa que no sigue "el mandato de Alá", debe aconsejarla en primer lugar y luego, si eso no resulta, recomienda que el hombre puede dormir separado de su esposa durante tres días para mostrar su descontento.

El siguiente paso, señala, es que si la mujer no “cambia su temperamento”, el esposo puede pegarle de manera "suave”

“Un toque físico suave, que eduque con amor, que no duela, pero que demuestre nuestra determinación de cuánto queremos que cambie su temperamento", consideró la funcionaria.

LAS RECOMENDACIONES PARA LAS MUJERES

En esa línea, también dio “recomendaciones” a las mujeres para usar con sus maridos. "La primera forma de reprender al esposo es cuando el esposo está tranquilo, lleno y terminó de comer, terminó de orar, en un estado de reposo y calma", sostuvo. Y, dirigido hacia las mujeres, agrega: "Cuando queremos hablar, pedimos permiso, o usamos el lenguaje más suave para que acepte nuestra reprimenda".

PIDIERON SU RENUNCIA POR NORMALIZAR LA VIOLENCIA DOMÉSTICA

Al conocerse los videos, representantes de distintas organizaciones no gubernamentales y dirigentes políticos repudiaron su contenido por “normalizar la violencia doméstica”, advirtieron que va en contra de la realidad actual que viven muchas mujeres y pidieron la renuncia de la viceministra.

"El maltrato doméstico no ha hecho más que aumentar, con un total de 9.015 casos denunciados, predominantemente contra las mujeres. Este llamado 'consejo' de la viceministra es un flaco favor y va en contra de las realidades y necesidades actuales", expuso Nurul Izzah Anwar, miembro del Parlamento de la ciudad de Permatang Pauh.

El Grupo de Acción Conjunta para la Igualdad de Género (JAG), por su parte, instó a Siti Zailah a renunciar a su cargo "por normalizar la violencia doméstica y perpetuar ideas y comportamientos contrarios a la igualdad de género", según señalaron en un comunicado.

La organización dijo además que sus dichos son perjudiciales para muchas mujeres que temen denunciar situaciones de violencia. "A menudo hay un estigma y un miedo asociados a denunciar la violencia doméstica y esto empeora con declaraciones como las de Siti Zailah".

"Como ministra que debe defender la igualdad de género y los derechos de las mujeres a la protección y la seguridad, esto es abominable, niega a las mujeres el derecho a la igualdad, su derecho a la dignidad y a estar libres de un trato degradante", agregaron en el escrito.

Con información de Perfil

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!