COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) -  Hebe Alvariño (46), una empleada administrativa del Hospital Regional de Comodoro Rivadavia, aún no puede creer todo lo que desencadenó una simple idea. Cuando le pregunto que significa para ella todo lo que sucedió en torno a la restauración de un mural no puede evitar quebrarse. “Es una gratificación muy grande”, dice con la voz entrecortada a ADNSUR. “Me emociono porque toda la historia mía, desde que nací hasta hoy, pasó por el Hospital Regional. Es como mi segunda casa. La gente cree que el empleado público es un desagradecido o no tiene conciencia, pero hay muchos compañeros que tienen este sentimiento de pertenencia”, dice emocionada.

Hebe es la impulsora de la restauración del histórico mural que se encuentra en el hall de ingreso del Hospital Regional, nosocomio que hoy cumple 52 años de vida al servicio de la comunidad; una fecha muy especial en medio de todo este contexto que se vive por el coronavirus.

En abril se le ocurrió la idea de restaurar el mural que hace unos 10 años estaba roto por un golpe que le dio un paciente. Su intención era conseguir la foto y poder volver a imprimirla. Sin embargo, esto fue imposible, y luego que varios fotógrafos le dijeron por dónde podía buscar, un joven se comunicó con ella y la restauración comenzó a ser casi una realidad.

 

Hebe (frente) junto a una compañera de trabajo en el Hospital Regional.Hebe (frente) junto a una compañera de trabajo en el Hospital Regional.
Hebe (frente) junto a una compañera de trabajo en el Hospital Regional.

 

UN JOVEN SOLIDARIO

Era el 31 de mayo cuando Lucas Colo (31), el otro comodorense protagonista de esta historia de identidad y agradecimiento, vio el posteo que Hebe había realizado en un grupo de Facebook. El mismo decía: “Necesito que me ayuden a ver si en el archivo de la Uni está el original de esta foto para poder arreglar el mural del Hospital Regional”.

A través de una amiga, Lucas se puso en contacto con Hebe y le propuso la posibilidad de restaurar la imagen en forma digital. Así juntos comenzaron a trabajar en el arreglo del histórico mural que muestra a una mujer de la mano con una niña ingresando al nosocomio.

La tarea contó con el visto bueno de las autoridades del Regional, y Lucas -un fotógrafo profesional que estudió en la Escuela Argentina de Fotografía y que hace unos años se volcó al petróleo- puso manos a la obra, como una forma de apoyar al Hospital.

“La fotografía ahora lo hago como hobby. Por ahí hago trabajos para amigos o cuando me entero de proyectos solidarios colaboro”, contó a ADNSUR. “Yo vi la publicación que hizo en Facebook y a través de una amiga llegue a ella y le comente que quería ayudarlos”.


Cuenta Lucas que cuando vio la foto se dio cuenta de que estaba muy dañada. Sin embargo, vio que era posible restaurarla. Como paso previo hizo un ensayo con la imagen que encontró en Facebook y de esa forma mostró como podía llegar a quedar el trabajo utilizando la imagen real.

 

 

 

Para que el mural pueda ser impreso en su tamaño original, Lucas y Hebe se encargaron de coordinar su traslado a una oficina del Área Programática Sur. Por el coronavirus era la mejor forma de preservar la salud del fotógrafo y captar la imagen de la mejor posible.

Así, Lucas agarró su cámara y una tarde durante casi una hora se dedicó a fotografiar el antiguo mural en alta calidad. Luego llegó el trabajo de edición; horas y horas en medio del descanso de su trabajo original en YPF, hasta que obtuvo el resultado final.

Pero ahí no terminó todo. Quedaba imprimir la foto, $8500 pesos que él costeó en forma solidaria y que realizó Foto Color. Luego llegó el momento de encuadrarla. La firma Marcos al Cuadrado fue la elegida para hacerlo y el costo fue pagado por el nosocomio.

El problema era cómo trasladar un cuadro de 2,30 metros de largo por 1,05 metros de alto y colchonería Berdom de avenida Roca 601 hizo el traslado en forma solidaria.

Todo un trabajo conjunto, pero no terminó allí, ya que los empleados de mantenimiento este viernes colgaron el mural.

¿Pero qué fue lo qué motivó a Lucas a hacer este trabajo solidario y costear gran parte de su valor?

“Primero yo entiendo la situación que hay en la ciudad por el Covid y más de los trabajadores de la salud que están trabajando noche y día para que estemos sanos y cuidar los que se han enfermado. Y también me pareció bueno por toda la historia que apareció de esa foto que me fui enterando. Gente que tenía algún familiar que aparecía en la foto, cosas que uno va leyendo. Entonces vos decís vuelvo a revivir toda esa foto y toda la historia que tiene. Fue algo emocionante, una forma de devolverle algo al hospital y que algo tan pequeño, una idea, pueda generar algo tan grande”, explicó.

 

Lucas hizo la réplica del mural como una forma de agradecer al Hospital Regional y a los trabajadores de salud. Además del trabajo costeó los gastos de impresión. Lucas hizo la réplica del mural como una forma de agradecer al Hospital Regional y a los trabajadores de salud. Además del trabajo costeó los gastos de impresión.
Lucas hizo la réplica del mural como una forma de agradecer al Hospital Regional y a los trabajadores de salud. Además del trabajo costeó los gastos de impresión.

 

Aun no se sabe quién fue el autor de la foto original. Sin embargo, tal como dice Hebe, es parte del patrimonio histórico del nosocomio, una imagen que han visto todas aquellas personas que en estas últimas décadas transitaron por los pasillos del Regional.

Para ella, tal como expresó al principio de la nota, es algo especial, pero no solo por lo que significa para el nosocomio, sino también por su propia historia.

 

Hebe creció en el Hospital. Su papá Pedro Alvariño y su mamá Alicia Vázquez, toda la vida trabajaron en el nosocomio.  Hebe creció en el Hospital. Su papá Pedro Alvariño y su mamá Alicia Vázquez, toda la vida trabajaron en el nosocomio.
Hebe creció en el Hospital. Su papá Pedro Alvariño y su mamá Alicia Vázquez, toda la vida trabajaron en el nosocomio.

 

Es que Hebe aún recuerda aquellos mediodías en que salía de la Escuela N° 1 y se iba al Hospital para encontrarse con sus padres: un técnico en hemoterapia y banco de sangre y una mucama que terminó jubilándose como empleada administrativa. Pero también el día que rindió concurso para poder trabajar en el nosocomio y la posibilidad que tuvo de graduarse como técnica en administración pública en 2018.  

“Yo tengo un amor especial por el hospital porque yo me crie ahí. Cuando nací mi papá ya trabajaba en el Hospital Regional. Esa fue una motivación, pero la principal remarcar los valores que tendríamos que tener todos los empleados del Hospital. Esos valores comienzan en la historia: una mujer ingresando con una hija o una nieta a un lugar donde te tienen que brindar amor. Esa imagen rota me motivó a querer restaurarlo y costó muchísimo encontrar a alguien hasta que llegó Lucas. Es una gratificación personal, me emociona mucho”, admitió.

El próximo 10 de agosto el mural será inaugurado en un sencillo y pequeño acto que contará con las medidas preventivas necesarias. Seguramente Hebe y Lucas estarán presentes y podrán ver con sus propios ojos el resultado de este trabajo conjunto y solidario que muestra que con voluntad, compromiso y amor todo se puede.

 

Este viernes el mural fue colocado en el ingreso del Hospital Regional.Este viernes el mural fue colocado en el ingreso del Hospital Regional.
Este viernes el mural fue colocado en el ingreso del Hospital Regional.