COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - “Argentum” fue la presentación que maravilló al mundo en el Teatro Colón en el marco de la Cumbre del G20. El espectáculo fue encabezado por Julio Bocca y Mora Godoy contando con la participación de 84 bailarines de todo el país. Una de las responsables de tamaña presentación fue la comodorense Carolina Andrea Vera.

Una bailarina comodorense brilló en la Cumbre del G20

“India” como se la conoce en esta ciudad comenzó su carrera en “El Camaruco”, la escuela de danzas nativas más importante de la región y hoy cosecha los años de trabajo en los escenarios de la Patagonia.

“A mi me pareció una locura. Lo vivimos con mucha emoción. Cuando me dijeron que iba a ser parte del espectáculo en el Teatro Colón, lo primero que pensé fue en todo el trabajo que realizaron mis padres a lo largo de toda mi carrera porque yo comencé a bailar a los 5 años en El Camaruco”, sostuvo Vera, quien estudio en la institución hasta los 14 años.

Vera asegura que cumplió el sueño de su vida y el de todo bailarín porque llegó al escenario más importante del país y uno de los más emblemáticos del mundo. Sin embargo, la bailarina comodorense mantiene los pies sobre la tierra para continuar superándose día tras día. “Soy una apasionada por la danza. No deje de bailar nunca. Estar en un lugar tan importante como lo es el Teatro Colón, fue como darme cuenta que logré una meta y no es para menos. Lo viví con mucha humildad y no durmiéndome en los laureles de estar en el Colon. Ya pasó y es una experiencia que me va a acompañar para toda la vida pero la cuestión es que todo sigue y lo vivo con mucha humildad”, consideró.

“La alegría que tengo me desborda el corazón porque fue una experiencia increíble. Espero que Comodoro haya quedado bien representando. Pudimos ver el tremendo talento que tienen los chicos en el G20. La orquesta del Colón que sonó fantástica. Ahora nos toca seguir aprendiendo. Absorbiendo cosas buenas”, agregó.

Luego de su participación en “Argentum”, India ha recibido ofertas de trabajo para recorrer España y se posiciona como una de las bailarinas con mayor potencial en la Argentina. “Todo gracias al esfuerzo que realizaron mis padres por bancarme todo y también en mi parte de venir a Buenos Aires y nunca dejar de practicar”, destacó.

Es que la joven comodorense se fue a vivir a Buenos Aires para seguir perfeccionando su técnica y aprender cosas nuevas. “Yo nunca dejé de ensayar. Todos los días quiero aprender algo nuevo porque para mi el arte es nutrirse de otros artistas y crecer todos los días”, aseveró.