CÓRDOBA (ADNSUR) - Justina Bossa es una joven de 16 años, oriunda de Córdoba, que recibió la mejor calificación en todo el mundo, "Top in the world"; se trata de una distinción otorgada por la Universidad de Cambridge por su desempeño en Inglés como segunda lengua, “English as a Second Language”, tras alcanzar un resultado del 99% en las evaluaciones.

Justina cursa quinto año del secundario en el colegio Mark Twain de Córdoba y en noviembre rindió Biología, Matemáticas, Arte, Literatura y Lengua Castellana en inglés. Días atrás recibió las notas de los exámenes y con ellas las menciones especiales por sus calificaciones. "No lo podíamos creer con mi familia cuando vimos las notas, todavía no caemos", contó a La Nación. 

La joven, según relata, estudia inglés desde que entró al colegio y "todo cuarto año es un ciclo enfocado al examen, así que venimos bastante preparados".

Ese examen lo rinden en todo el mundo miles de estudiantes. "No sé cuántos, pero muchísimos", indica la joven que se decidió -después de un curso vocacional- por estudiar Biotecnología. Aunque en la Universidad Nacional de Córdoba, la dicta la Facultad de Matemáticas, Física y Astronomía (Famarf), está decidida a irse al exterior.

"Me parece que hay más oportunidades no sólo de empleo, sino de laboratorios, de crecimiento personal. Creo que voy a descubrir más", dice la estudiante, quien está enfocada en lograr irse a Inglaterra y, como segunda opción, a Estados Unidos.

Bossa, quien es el mejor promedio de su clase, asegura que no se concentra solo en el estudio, sino que integra la orquesta del colegio, hace tres años que hace piano y juega al hockey en el club El Tala, donde es capitana del equipo.

"Estudio los domingos porque en la semana, cuando no era la cuarentena, volvía tarde a casa. Desarrollé la habilidad para organizarme y eso me permite hacer varias cosas", describe.

 

Publicado por Colegio Mark Twain en Martes, 28 de julio de 2020

 

En estos tiempos de pandemia las clases son virtuales, con entrega de monografías y ensayos. La joven ya se prepara para rendir el año que viene un nuevo examen en Cambridge, el escalón siguiente al que aprobó con la mejor calificación del mundo. "No lo tomo como una presión sino como un incentivo, me dan más ganas de prepararme y de estudiar", sintetiza.

Fuente: La Nación