NEUQUÉN (ADNSUR) - Un nuevo derrumbe impidió el tránsito sobre la Ruta Nacional 40 en el tramo de los Siete Lagos, entre el Lago Villarino y Lago Escondido.

Gendarmería Nacional informó que se logró despejar el camino y se reanudó la circulación de vehículos por la calzada, detalló Diario Río Negro.

AYUDA DE FUERZAS FEDERALES

Mientras tanto, las fuerzas federales continúan prestando ayuda a pobladores y turistas de las provincias de Neuquén y de Río Negro afectados por las nevadas de los últimos días, en operativos coordinados por el Sistema Nacional de Gestión Integral de Riesgo (Sinagir), informó Presidencia de la Nación.

Agentes de Vialidad Nacional intensificaron en los últimos días los trabajos que permitieron volver a reabrir la circulación por el Camino de los Siete Lagos, un tramo de la ruta 40 que une las ciudades neuquinas de Villa La Angostura y San Martín de los Andes.

El tránsito se encuentra interrumpido para todo tipo de vehículos por la ruta 40 entre Villa La Angostura y Dina Huapi (ruta nacional 237), localidad ubicada a unos 20 kilómetros de Bariloche, como consecuencia del desprendimiento montañoso ocurrido el 23 de julio a la altura de Brazo Huemul en el kilómetro 2.094 y las tareas de despeje, según señaló Vialidad Nacional, demandarán "no menos de 20 días", según lo informado por Télam en la tarde de este martes. 

Se indicó que equipos de ingenieros y geólogos del organismo, dependiente del Ministerio de Transporte de la Nación, prosiguen con los preparativos para avanzar en la ejecución de una obra de emergencia tendiente a restablecer la circulación entre Villa La Angostura y San Carlos de Bariloche.

Los especialistas trabajan en el área del derrumbe junto a agentes de la Administración de Parques Nacionales (APN) y personal de la empresa Coarco SA, encargada del mantenimiento de parte del corredor.

A su vez, la Prefectura Naval continuó coordinando un servicio diario gratuito de catamaranes para conectar, por el lago Nahuel Huapi, las dos localidades turísticas mientras se extienda el estado de emergencia.

Las operaciones viales son apoyadas por efectivos de Gendarmería que prestan servicio en las rutas para facilitar la circulación en las zonas de desvíos.

Cuadrillas del Ejército con asiento en Río Negro y Neuquén siguen colaborando en tareas de despeje de calles y del tendido eléctrico y brindan asistencia a las familias que quedaron en lugares de difícil acceso.

El último parte del Sinagir precisó que en Villa La Angostura el 90 por ciento de los usuarios ya cuenta con servicio eléctrico y el suministro de agua potable ya está normalizado.

Todas las acciones son coordinadas por el Sinagir, a cargo de la Secretaría de Protección Civil del Ministerio de Seguridad, en articulación con personal de Defensa Civil, bomberos voluntarios y agentes de distintas áreas provinciales y municipales, destaca la información.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!