SANTIAGO DE CHILE (ADNSUR) - Una ordenanza prohíbe el lavado de veredas y entradas de vehículos en un municipio de Chile, en el marco de la sequía que afecta al país.

Bajo el lema "Cada gota cuenta", las autoridades de Providencia pondrán multas de hasta 250.000 pesos (unos 315 dólares) a quienes no cumplan con la normativa, y los vecinos deberán solicitar permiso por escrito para "baldear" los frentes de sus casas.

 

 

La medida comenzó a regir hace pocos días y también prohíbe áreas de estacionamiento, canchas, patios, y otras superficies impermeables que estén en bienes nacionales de uso público. El riego se prohíbe para áreas verdes entre las 8 y las 20, y de manera permanente para las veredas.

Pero habrá excepciones por razones de salubridad. Entre estas se encuentran,  que el camión que retira la basura domiciliaria derrame químicos percolados en la vereda o que existan desechos humanos o de animales. La tarea de limpieza con agua estará a cargo de la municipalidad.

Si un vecino quiere mojar su vereda deberá solicitar autorización y se le permitirá realizar el lavado entre las 20 y las 8 horas, señaló Crónica.