SALTA (ADNSUR)- La municipalidad de Campo Santo, en Salta, liquidó mal los sueldos de sus empleados y ahora debe recuperar el dinero.  En medio del escándalo que se propagó a nivel nacional, hasta el propio jefe comunal Mario Cuenca tiene que devolver al municipio alrededor de $800 mil que cobró de más.

Según el intendente, el empleado administrativo que se encargaba de pagar los sueldos hizo mal las cuentas desde 2017 a la fecha, por lo que se abonaron $5 millones de más y ahora esperan recuperarlo por descuentos en planillas.

Cuenca explicó que se dio cuenta de que había una irregularidad porque la cuenta de los sueldos a pagar era mayor que la cuenta de coparticipación provincial a cobrar, razón por la cual mandó a hacer una auditoría, en la cual se confirmó que se pagó dinero de más.

"Este mes ya no se podían pagar los sueldos”, dijo el jefe comunal en declaraciones a FM 97.7, y señaló que el municipio busca recuperar el dinero haciendo descuentos por planilla.

Y según indicó el Nuevo Diario, Cuenca aseguró "Yo también tengo que devolver algo así como $800 mil. Tenía que cobrar $60 mil y venía cobrando $120 mil".

Cuenca reveló que hubo empleados que llegaron a cobrar salarios de hasta $150 mil cuando en realidad debían percibir sólo $50 mil  y pide que ahora devuelvan el dinero.