Tina Hines es la protagonista que estuvo muerta durante 27 minutos y de recibir maniobras de reanimación, despertó y aseguró haber tenido una experiencia con el más allá. Sin embargo, el detalle sorprendió cuando "resucitó": pidió un lápiz y una hoja para escribir un particular mensaje.

Todo comenzó cuando mujer, oriunda de Arizona, estaba a punto de salir de su hogar junto a su esposo Brian para disfrutar de un paseo cerca de su vivienda en Phoenix, Estados Unidos. De manera repentina, se desvaneció y sufrió un ataque cardíaco. Su pareja le aplicó RCP apenas cayó al suelo, lo que le permitió mantenerla con vida.

Según informó, tuvo que revivirla dos veces. Posteriormente y tras el arribo de la ambulancia, terminó en el Hospital. Allí, los médicos utilizaron seis veces un desfibrilador para mantenerla con vida y su corazón continuaba detenido.

Luego, la mujer fue inducida a un coma por parte de los profesionales con el objetivo de tener tiempo para evaluar la situación y salvarla. Tras media hora "sin vida", la paciente comenzó a reaccionar. Sin poder hablar ni moverse, hizo un gesto para que le alcanzaran un lápiz y un papel.

“Después de despertar milagrosamente, lo primero que hizo, incapaz de hablar porque estaba intubada, fue pedir un bolígrafo y escribir: Es real”, comentó su sobrina Madie Johnson.

“¿Es real?”, le preguntaron y ella respondió mirando hacia arriba, como si señalara el cielo. “Estuve cara a cara con Jesús. Miré luces brillantes. Eran luces amarillas”, afirmó la mujer.

El dibujo que realizó la estadounidense tras volver a la vida.
El dibujo que realizó la estadounidense tras volver a la vida.

Luego de hablar con un medio local, Tina Hines reafirmó que  “Era muy real, los colores eran muy vibrantes”.

Por último, explicó que durante la muerte clínica que sufrió por 27 minutos también vió una figura que parecía ser la de Jesús, parado frente a unas puertas negras y delante de un resplandor amarillo brillante.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!