CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Un leopardo mató a un nene de dos años y medio en una zona reservada para los empleados del Parque Nacional Kruger, el de mayor extensión de Sudáfrica.

El menor fallecido este miércoles por la noche era hijo de uno de los trabajadores de esa reserva estatal, según informó la agencia EFE.

"El incidente ocurrió a las 20 hora local y el niño fue declarado muerto por los médicos del hospital Shongwe", señaló el servicio de Parques Naturales de Sudáfrica en un comunicado.

"Nunca es fácil perder a un ser querido, especialmente en tan trágicas circunstancias. Este es el riesgo con el que vivimos a diario mientras ayudamos a conservar nuestras especies en beneficio de todos", dijo el director Ejecutivo del organismo, Fundisile Mketeni.

Tras el suceso, los guardias forestales cazaron al animal para evitar más víctimas.

"En parques como el Kruger los depredadores interactúan con los turistas y los empleados y, a veces, esto resulta en que especies como el leopardo se habitúan y pierden el miedo. El cambio en el comportamiento natural puede llevar a incidentes desafortunados como éste. Son sucesos muy escasos pero cuando ocurren son siempre trágicos", añadió el servicio de Parques Naturales.

Se estima que Kruger acoge a unos 19.000 animales, entre los que se cuentan unos 1.000 leopardos, de acuerdo a los últimos relevamientos.

Se trata del parque de mayor extensión de Sudáfrica y el que alberga la mayor población de rinocerontes y elefantes, que es visitado por más de 1,5 millones de personas cada año.

Imprimir D