Durante su matrimonio de 25 años con su esposo Chris, Lindsay Marsh -de Utah, Estados Unidos- hizo un álbum con fotos íntimas. Pero ahora, la pareja se divorció y como parte de la sentencia el juez le ordenó que entregara las fotografías a su ex esposo.

En julio de este año, la sentencia del juez Michael Edwards determinaba en que habría que entregar la colección de fotos para que “las palabras escritas en las fotos se mantengan como memoria”.

Tras la polémica y el escándalo que esto ocasionó, finalmente el juez admitió que las fotos podían editarse para ocultar cualquier desnudez antes de entregarlas. 

Sin embargo, esto no redujo la humillación que asegura la mujer que siente por esa decisión. En declaraciones al Salt Lake Tribune, Marsh no se anduvo con vueltas: "Es una violación y es increíblemente vergonzoso y humillante". Estas son cosas sensuales y amorosas que le escribí a mi esposo que amaba. Él es mi exmarido ahora".

Un juez obligó a una mujer a entregarle a su ex-esposo el álbum de fotos donde posó desnuda

"La única forma en que espero proteger a alguien más de pasar por la misma situación es contar mi historia y exponer que este es el tipo de cosas que él cree que están bien", dijo Marsh.

Según la mujer, el álbum fue lo único que su ex luchó por mantener durante el divorcio.

Según Marsh, la fotógrafa que había sacado las fotos es una amiga cercana. Inicialmente la artista se negó a entregarle el álbum a su ex marido porque "sus clientes le confían sus imágenes y su privacidad, y ella se lo toma en serio".

Sin embargo, el juez le ordenó a Marsh que se los diera a otro fotógrafo para que los editara, alguien que ella cree que su ex esposo conocía, le dijo a KSL News .

Presa del pánico, llamó a la oficina del juez. "Solo quiero aclarar… ¿El juez me ha ordenado dar fotos de mi cuerpo desnudo a un tercero que no conozco sin mi consentimiento?" recordó haber preguntado.

Tras el furor que generó el caso en Estados Unidos, la fotógrafa original accedió a alterar las fotos, colocando grandes recuadros negros sobre cualquier parte del cuerpo de Marsh. Los mensajes escritos se mantuvieron intactos.

Un juez obligó a una mujer a entregarle a su ex-esposo el álbum de fotos donde posó desnuda

Marsh recibió la orden de conservar el álbum original durante 90 días en caso de que su ex exija que se realicen nuevas ediciones. Después de eso, planea una fiesta para quemar los recuerdos restantes del matrimonio. "Va a ser increíble", le dijo al Tribune.

Sobre el tema, su ex Chris afirmó: "Aprecio los recuerdos amorosos que tuvimos durante todos esos años como parte de los intercambios normales y apropiados entre un esposo y una esposa… y busqué preservar eso al tener las inscripciones", dijo al Tribune.

Dijo que la opinión de su exesposa sobre la orden "no era mi perspectiva ni la perspectiva de un juez imparcial" y que ella había exagerado.

"Parece que intencionalmente ha tergiversado y sensacionalizado varios aspectos de un procedimiento justo para manipular las opiniones de otros para llamar la atención y validar la victimización", dijo el hombre a KSL.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!