COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – El último jueves Maxi Calderón salió su casa en el barrio Standard Norte para ir a trabajar al yacimiento. Cuando cruzó el portón, Josefina, una perra Beagle que tiene de mascota, estaba en el patio. Sin embargo, cuando volvió, ella ya no estaba.

Maxi primero pensó que se había escapado y comenzó a buscarla. Sin embargo, luego preguntándole a los vecinos descubrió que dos mujeres a bordo de un auto gris se la habían robado. El hombre nunca imaginó que esas dos personas que estaban dentro del patio a plena luz del día eran ladronas.

Por estos días, Maxi intenta dar con el paradero de la perra. Ya lo publicó en los grupos de rescatistas y le dio difusión entre amigos, incluso ofreciendo recompensa a quienes la devuelvan. Es que para él Josefina no es cualquier animal; es la mascota que le dejó su papá antes de fallecer.

Maxi es el hijo de Walter Calderón, el reportero gráfico que trabajó muchos años en Diario Jornada y en el Gobierno provincial.  El 24 de febrero del año pasado “Wally”, como todos lo conocían en el mundo del periodismo, perdió la vida luego de luchar contra el cáncer.

Por todo esto para el joven Josefina no es un cualquier animal. “Para mí no es cualquier perro, es el perro de mi papá y deben ser una de las pocas que me quedaron de él”, dijo a ADNSUR. “Yo justo ese día fui a trabajar a la tarde y cuando llegue la perra no estaba. Tenía el patio cerrado con portón y cuando volví me pareció raro que no venga. Pensé que se había escapado, pero me pareció raro porque no tenía donde salir, y después salí a hablar con los vecinos y uno me dijo que al poco tiempo que me fui había un auto estacionado con una mujer adentro y otra en el patio, pero nunca sospechó que se estaban llevando a la perra”, explicó.

Maxi que hace unos días recibió un llamado telefónico de una persona que le decía que había visto un perro similar en Palazzo y rápidamente fue, pero no era Josefina. Como dato característico la perrita tiene un tic en la patita derecha trasera.   

Maxi espera que quien tenga el animal piense en el significado que tiene para él. Aquellos que puedan aportar algún dato pueden comunicarse al 2975004744 o 2974227013. Él ofrece una recompensa de 5.000 pesos a quien la devuelva el animal. “Es un incentivo para que la gente me quiera ayudar. Quiero recuperar a la perra, no es un perro más. Mi viejo la tuvo desde que nació y quiero recuperarla”, indicó.