Un informe publicado por la revista Nature parece haber revelado el por qué de los antojos durante el embarazo.

Realizado en base a estudios que tuvieron como protagonistas a ratones hembras, la investigación mostró cambios en las conexiones funcionales de los circuitos de recompensa, los centros gustativos y sensoriomotores durante la gestación.

Al igual que las embarazadas, agregó, las roedoras son más sensibles a los alimentos dulces, desarrollando de esta forma una ingesta compulsiva de alimentos calóricos.

"Existen muchos mitos y creencias populares en torno a los antojos, aunque los mecanismos neuronales responsables de su aparición son poco conocidos", explicó al respecto Marc Claret, líder del grupo de Control neuronal del metabolismo del Instituto de Investigación Biomédica August Pi i Sunyer (Idibaps).

Y agregó: "La alteración de estas estructuras nos llevó a explorar la vía mesolímbica, una de las rutas de transmisión de señales de las neuronas dopaminérgicas. La dopamina es un neurotransmisor clave en los comportamientos de motivación o deseo".

El informe, entonces, muestra que durante la gestación se da una remodelación de distintos circuitos neuronales y en el sistema de recompensa, guiados por los niveles de dopamina.

Las células neuronales, destacó Claret, "serían las responsables de la aparición de los antojos", ya que la ansiedad por la comida, típica del embarazo, "desapareció después de bloquear su actividad".

Finalmente, se descubrió que la persistencia en los antojos tiene consecuencias para la descendencia porque afecta a su metabolismo y el desarrollo en los circuitos neuronales que regulan la ingesta de alimentos, produciendo un aumento del peso corporal, ansiedad y trastornos alimentarios.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!