ROSARIO (ADNSUR) -  Una pareja de abuelos, de 92 y 86 años, fue abandonada este miércoles  por uno de sus hijos en un barde Rosario y nunca volvió a buscarlos.

Los abuelos almorzaron, pasaron la tarde allí y luego fueron llevados a la comisaría 5ª, donde localizaron a otro de sus hijos, quien los fue a buscar casi ocho horas después.

En la mañana del miércoles, la pareja fue desalojada por falta de pago del departamento que ocupaban  junto a su hijo. Y alrededor de las 12.30 Hugo (92 años) y Hilda (86) llegaron al bar en taxi acompañado por uno de sus hijos, quien los dejó en el bar y siguió su camino.

Los abuelos almorzaron en el bar y con el correr de las horas, las empleadas del lugar le preguntaron qué sucedía y Hugo e Hilda afirmaron que "estaban esperando que llegara uno de sus hijos”.

Tras atenderlos por varias horas, llamaron a la policía, que hizo una investigación y finalmente dieron con el paradero de uno de sus hijos. "Lamentablemente papá y mamá quedaron en la calle, porque no pudieron sostener el alquiler. Yo estaba cama, porque estoy en rehabilitación", contó Raúl.

Además admitió estar un poco sorprendido por la situación, porque sabía que "en algún momento se iban a tener que ir, pero no imaginé que iba a ser ahora, pensé que iban a tener un plazo". Y aseguró que pese a tener un espacio reducido en su casa,  sus padres iban a dormir en su departamento: "yo le doy la cama matrimonial", dijo antes de quebrarse y pedir disculpas, señaló La Capital.