Ocurrió en un supermacado de Michigan, Estados Unidos, donde un grupo de activistas en contra del consumo de carne animal se acercó a la góndola de carnes y rindieron homenaje junto a ramos de rosas, en repudio a la muerte para el consumo de estos seres vivos.

El colectivo militante vegano es conocido como “Ur Vegan Gal Pals”, y llevó a cabo su protesta para tratar de erradicar la crueldad hacia los animales que habían sido sacrificados y expuestos en las góndolas. 

Ellos querían interrumpir la normalización de la atrocidad radical hacia los animales. Vestidos listos para un funeral, presentaron sus respetos a los cortes de carne exhibidos y se quedaron en silencio durante más de 20 minutos con letreros hasta que se les pidió que se fueran”, aseguraron desde la organización activista, cuyos miembros se mostraron orgullosos con su accionar.

Tweet de Edgar Sala

“¡Todos los animales quieren vivir, como nosotros!, ¡Todos los animales sienten dolor, como nosotros! ¡No es comida, es violencia!”, coreaban los manifestantes a la salida. 

Los miembros de “Ur Vegan Gal Pals” dejaron algunos carteles en el local, que decían: “Todos los animales quieren vivir” y “Descansen en paz. Más de 3 billones de animales son asesinados para hacer comida cada día”

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!