BUENOS AIRES (ADNSUR) – Conrado May es el joven creador de una movida solidaria que comparte con su grupo de amigos: fabrican bolsas de dormir con material aislante sellado con una pistola de calor y salen a repartirlas entre las personas en situación de calle en Buenos Aires.

El grupo se hace llamar “Abrigo para un Amigo” y nació tras la cadena organizada por la Red Solidaria en el estadio de River Plate el 4 de julio pasado. El club, junto con la ONG, presidida por Juan Carr, había coordinado una campaña para recibir abrigo y alimentos para resguardar a las personas que duermen en la calle.

May señala: "A partir de eso me puse a pensar que yo tenía este material a mano y que podía hacer algo para ayudar a esa gente. Probé y salió esto. Al otro día ya tenía una amiga que se había sumado y empezamos a fabricar".

El joven recibe las bobinas de 20 metros de material y las cortan en cuatro planchas de cinco metros. Luego las doblan a la mitad y sellan los bordes con pistolas de calor. Cada bolsa les lleva 20 minutos y cuesta aproximadamente 200 pesos, informó Telefé Noticias.

"Cualquiera se puede sumar y hacer una de estas bolsas. Es muy sencillo. Con las planchas y una pistola de calor de 1500 watts ya podes hacerlas", explica Conrado.

El joven creador de esta movida solidaria estudia psicología social, el resto del equipo está formado por Agustina Gurmendi, que estudia psicología; Nicolás Sorabilla, abogado; Luciano Santoni, contador; Lucila Feit y Agustina Caffarone. Todos tienen 24 años y se reúnen tres veces por semana con jornadas de cuatro horas cada una.