Un ex participante de Bake Off Argentina se mudó a Noruega y utiliza sus redes sociales para contar sus días en el otro continente. Entre uno de sus relatos, tomó por sorpresa a sus seguidores, por la llamativa manera de subsistir.

Se trata de Marcos Perren, el joven que, a sus 19 años, se ganó el cariño del público tras su participación en la segunda temporada del reality de cocina. A fines de abril, decidió recorrer Europa y hoy vive una experiencia nueva como bartender. 

No obstante, un “dato extraordinario” de su experiencia laboral en Noruega fue lo que volvió a llamar la atención de sus seguidores: "Si vomitas en un bar, vas a tener que pagar 1000 coronas (100 euros) y esa plata va a la persona que limpie el vómito”, explicó, a través de su cuenta oficial de Twitter (@marcosbakeoff).

Tweet de Marcos en Noruega

“No fue la limpieza más digna, pero tengo campera nueva. Buenos días”, agregó con humor el pastelero de Vicente López, quien ahora tiene un canal de Youtube para contar sus vivencias en un nuevo país. 

Mientras que otros usuarios de la red social comenzaron a consultarle sobre esta insólita forma de juntar dinero: “Tres vómitos por noche y sos vos”; “ahora te imagino todo el día pegado a la puerta del baño esperando encontrar a alguien”; “tirale algo en la comida a alguno por día y ya tenés asegurados los 100 euros”. Marcos no dejó pasar la chance y agregó “voy buscando flacos vomitando (literal)”. 

El famoso pastelero nacido en la localidad de Florida hoy está cumpliendo otro de sus sueños.
El famoso pastelero nacido en la localidad de Florida hoy está cumpliendo otro de sus sueños.

El famoso pastelero nacido en la localidad de Florida hoy está cumpliendo otro de sus sueños. Aplicó a una visa de trabajo y el 26 de abril se mudó a Noruega. Allí, desde principios de mayo, consiguió un trabajo como bartender en uno de los hoteles más exclusivos de las Islas Lofoten. 

A través de sus redes sociales y su canal de Youtube, cuenta las experiencias en su nuevo país, y los pocos requisitos para acceder a la visa: “Es más fácil en Noruega, porque no te piden examen de inglés, tampoco pasaje de ida y vuelta. Lo único que necesitas es dinero para demostrar que solventas los gastos, unos 3.000 dólares aproximadamente”. 

Además, aclaró que desde sus 15 años vende tortas para juntar el dinero que le permitió conocer un nuevo país. En la actualidad, comparte alojamiento con dos jóvenes, uno de Polonia y otro de Portugal, y gana aproximadamente unos mil euros mensuales, por 60 horas semanales de trabajo.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!