Leandro Frigerio tiene 30 años, se crió en Rawson donde cursó su escuela Primaria y Secundaria. Le apasionó desde siempre la investigación del funcionamiento de los objetos electrónicos. En esta nota, nos repasa su carrera, el valor de las Instituciones Públicas de Formación en Argentina que te proyectan al primer nivel y nos explica la importancia de la Ingeniería Nuclear donde se puede situar el futuro para un mejor bienestar de la humanidad con el propósito de atenuar el cambio climático.

La pasión por observar en detalle, investigar, preguntar y desarmar todos los objetos comenzaron desde su infancia. En esa motivación inicial, su padre fue una figura clave en la génesis de su vocación. 

“No te podés quedar sólo con el aparato que funciona. Tenés que verlo por dentro y estudiar el funcionamiento. Mi papá tenía un taller personal y ahí empecé a investigar sobre todos los objetos”, contó.

Hizo su escuela en el Colegio Don Bosco, practicó rugby en el  club Bigornia de Rawson. Su padre tenía un taller y allí realizó sus primeras experimentaciones.
Hizo su escuela en el Colegio Don Bosco, practicó rugby en el club Bigornia de Rawson. Su padre tenía un taller y allí realizó sus primeras experimentaciones.

Subir un carro pesado a un techo sólo con sogas: el origen de la vocación

“Mi papá tenía una moto y quería llevarla en su camioneta. Entonces, construyó un pequeño carro para poder trasladarlo. El problema era que no había lugar para guardar el carro en la casa así que hicimos un aparejo para colocarlo en el techo del garage. Yo era muy chico pero tiraba de una soga y podía levantar el carro que pesaba muchos más kilos que yo. Eran las poleas y había que multiplicar las fuerzas para comprobar cómo era posible que un nene pueda levantar un carro que pesaba muchos kilos. Ese tipo de experiencias me marcaron junto con las lecturas de las revistas científicas cuando era chico”, valoró.

“Quiero destacar mucho a los docentes de la Secundaria del Colegio Don Bosco. Había Licenciados en Biología y otros que habían llegado de distintos lugares del país que habían egresado en los últimos años. Tenían un entusiasmo y una motivación brutal. Los recuerdos más felices que tengo es que -si yo planteaba algo diferente- me dejaban seguir por ese lado. Una vez, les insistí en hacer una presentación especial de ‘Astrofísica’ y me dieron lugar. Fueron espacios de excesiva libertad y motivación”, subrayó.

"Hay prejuicios que te pueden afectar con este tipo de carreras pero decidí seguir adelante porque tenía un interés muy definido", remarcó Leandro Frigerio en diálogo directo con ADNSUR.
"Hay prejuicios que te pueden afectar con este tipo de carreras pero decidí seguir adelante porque tenía un interés muy definido", remarcó Leandro Frigerio en diálogo directo con ADNSUR.

El valor de la Universidad Pública en Córdoba y la ‘selección’ del Instituto Balseiro de Bariloche

“Cuando terminé la Secundaria, surgió la posibilidad de estudiar la ‘Licenciatura en Física’ en la Universidad de Córdoba que lo hice entre el 2012 y el 2015. Tampoco tenía referencias del perfil de la carrera. Y aparecen los comentarios ‘si te dedicás a esto, no vas a tener futuro’. Hay prejuicios que te pueden afectar pero uno tiene que seguir adelante porque tenía un interés muy definido. El objetivo era ir al Instituto Balseiro de Bariloche porque hay beca completa, te podés recibir en el tiempo corresponde y hay mucha exigencia al primer nivel”, explicó.

“En el 2015, rendí el ingreso para el Instituto Balseiro. Es uno de los exámenes más importantes del país. Se rinde una vez por año y se selecciona a 15 estudiantes de una instancia que está abierta a personas del país y del exterior. Pude aprobar los exámenes para acceder a una beca para estar en Bariloche durante 3 años”, enfatizó.

Orgullo Nacional: El Instituto Balseiro de Bariloche es reconocido a nivel mundial por la excelencia de su formación.
Orgullo Nacional: El Instituto Balseiro de Bariloche es reconocido a nivel mundial por la excelencia de su formación.

“Dentro del Instituto Balseiro, me pasé a Ingeniería Nuclear. Me recibí en el 2019 y me puse a trabajar con una beca en la CONEA (Comisión Nacional de Energía Atómica) en Bariloche donde hay todo un Complejo Tecnológico y ahí estuve hasta pocos meses atrás”, detalló.

¿Cómo llegó a EEUU?

“Estoy –desde septiembre del 2022- en un programa de Doctorado en la Universidad de Michigan en EEUU que es una de las mejores 15 Universidades del país. Yo recibo una Beca por todos los costos universitarios. Además, me mantengo trabajando como investigador en un laboratorio. O sea, tengo un sueldo como investigador y una Beca que me cubre los gastos de la Universidad”, expresó.

Leandro obtuvo una beca para estudiar el 'Doctorado en Ingeniería Nuclear' de 4 años de duración en la Universidad de Michigan de EEUU.
Leandro obtuvo una beca para estudiar el 'Doctorado en Ingeniería Nuclear' de 4 años de duración en la Universidad de Michigan de EEUU.

“Acorde a las investigaciones que me interesan a mí, me postulé para venir a EEUU, me ofrecieron una beca completa, instalarnos con mi esposa durante los 4 años que requiere el ‘Doctorado en Ingeniería Nuclear’. Este programa del Doctorado está primero en el ranking de EEUU en este tipo de estudios en profundidad”, destacó.

Leandro está en la ciudad de Ann Arbor que es núcleo urbano que vive a través de la vida universitaria. Está cerca de Chicago y Detroit.

"La energía nuclear puede tener un rol fundamental en la producción de energía limpia en el futuro", vaticina Frigerio.
"La energía nuclear puede tener un rol fundamental en la producción de energía limpia en el futuro", vaticina Frigerio.

¿Para qué sirve la Ingeniería Nuclear en la vida cotidiana?

“Pertenezco a un grupo de instrumentación y mediciones nucleares. Se trabaja sobre detectores de partículas e instrumentación en general. Una de esas instrumentaciones son las aplicaciones ópticas que requieren un trabajo con láseres de alta intensidad en el campo nuclear”, explicó.

“Podés inducir reacciones nucleares con láseres de alta intensidad. Además, se pueden crear fibras ópticas en el aire y aceleradores de partículas con el empleo de los láseres”, ejemplificó.

Un chubutense en EEUU: descubrió su pasión desde chico y una beca lo llevó a estudiar Ingeniería Nuclear en una de las universidades más prestigiosas

“El 13 de diciembre, el Departamento de Energía de EEUU anunció una fusión nuclear controlada que es un mecanismo novedoso que es similar a la energía que generan las estrellas. O sea, esa energía se puede replicar en la tierra con el uso de láseres”, celebró.

“La fusión nuclear va a ser la manera de producir energía nuclear en el futuro. Los láseres de alta intensidad lo van a hacer posible”, proyectó.

El uso de la energía nuclear para un bienestar de la humanidad contra el cambio climático

La energía nuclear atrajo los peores temores de la humanidad con sus fines al servicio de la destrucción de la guerra. Inmediatamente, se vienen los fantasmas de Hiroshima y Nagasaki en la Segunda Guerra Mundial. Si bien existen diversos Tratados internacionales contra la Proliferación Nuclear que apuntan a establecer los parámetros para evitar que cualquier líder mundial pueda apelar a estas armas de destrucción masiva, la preocupación siempre permanece. El prolongamiento de la guerra en Ucrania con Rusia y el rol activo de los países de la OTAN en el conflicto agita esa temible inquietud.

Al margen de ese sentido lineal de la energía nuclear para la destrucción humana, Leandro nos explica que la energía nuclear tiene una gran potencialidad al servicio de una mejor calidad humana del mundo

 “Todos los investigadores de la energía nuclear volcamos nuestra formación y capacidad para buscar aplicaciones que contribuyan al bienestar de la comunidad internacional. La energía nuclear puede tener un rol fundamental en la producción de energía limpia que va a ser una de las claves para enfrentar el cambio climático. Son opciones concretas y saludables”, anticipó.

"El gran desafío para Argentina es cómo se acopla el conocimiento científico en la generación de empresas de base tecnológica para que haya viabilidad en el tiempo", asegura.
"El gran desafío para Argentina es cómo se acopla el conocimiento científico en la generación de empresas de base tecnológica para que haya viabilidad en el tiempo", asegura.

La formación en las instituciones públicas argentinas es de excelencia mundial

“Tanto la formación que recibí en la Universidad Pública de Córdoba y del Instituto Balseiro de Bariloche fueron fundamentales. Estamos –tremendamente- preparados para encarar estudios del primer nivel mundial. Lo mismo me dicen mis compañeros que se formaron en otras Universidades Públicas del país”, señaló.

A continuación, agregó que “en Argentina, tenemos un buen desarrollo de la Física, las ciencias y la investigación. El principal reconocimiento es que EEUU nos beca por 4 años. Esa es la apuesta que hacen y la revalidación es que estudiamos –previamente- en el Instituto Balseiro y se potencia cuando llegamos con una ‘carta de recomendación’.

"En Argentina, tenemos un buen desarrollo de la Física, las ciencias y la investigación", valoró.
"En Argentina, tenemos un buen desarrollo de la Física, las ciencias y la investigación", valoró.

Si bien es difícil proyectar el futuro de Leandro y su esposa luego que termine el Doctorado, todas las posibilidades están en agenda. La posibilidad de un regreso al país es una aspiración que reaparece en el horizonte en el mediano o largo plazo. Pero queda un importante camino por transitar en lo profesional, laboral y humano.

“El gran desafío es cómo se acopla el conocimiento científico en la generación de empresas de base tecnológica. Hay grandes profesionales en Argentina pero las empresas les podrían brindar una mayor viabilidad a los trabajos y hacerlos crecer. En EEUU, el capital nutre de recursos a quienes tienen ideas novedosas y creativas para que se puedan proyectar. Algo similar tendríamos que replicar en Argentina porque hay todo un campo para llevar adelante”, aseguró Leandro Frigerio.

Este sistema de pensamiento constituye una plataforma para que él y tantos otros profesionales puedan regresar al país y desarrollarse en plenitud dentro de un esquema científico-tecnológico y con un fuerte componente económico que contribuya  a que las investigaciones científicas al primer nivel internacional sean viables, perduren en el tiempo y se entronquen en un proyecto de país de cara a los encrucijadas globales contemporáneas. 

Un video movilizador que repasa nuestras potencialidades. En un tramo señala 'este país tiene las mejores Universidades de América Latina'. ¿Y si miramos el 'vaso medio lleno' y dejamos de autoflagelarnos?

"Argentina, qué país". No necesitamos sólo el fútbol para enorgullecernos. La calidad humana de nuestro pueblo, la riqueza de los recursos, la biodiversidad, la concepción bicontinental y soberana del S. XXI, la capacidad de resiliencia permanente y la apuesta por el conocimiento especializado nos muestra un espejo de nuestra propias capacidades y oportunidades que podemos transitar con una mayor proyección y plenitud para enfrentar los desafíos complejos que nos esperan como Nación en los próximos años.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!