REINO UNIDO (ADNSUR) - Una pesadilla se convirtió en la más inmensa alegría para una familia de Reino Unido. El pequeño Michael, de 14 semanas, se despertó de un coma de 5 días, y la foto del pequeño se hizo viral. “Es un momento que atesoraré con cada centímetro de mi corazón”, dijo Emma Labuschagne, la madre.

El bebé, a su corta edad, sufrió un paro cardíaco en su casa, por lo que los médicos no tuvieron opción más que de inducirlo a coma para evitar que su cerebro sufriera daños irreversibles. Además, los médicos le dieron una descarga con un desfibrilador y le inyectaron adrenalina para estabilizar su ritmo cardíaco.

Cuando llegaron al hospital, el diagnóstico fue desgarrador, señaló la CNN.  El pequeño tiene un fibroma cardíaco, es decir, un tumor de unos 5 centímetros que puede bloquear el flujo sanguíneo a su corazón. Por 5 largos días permaneció en coma y cuando despertó, algo hermoso y conmovedor sucedió.

Al ver el rostro de sus padres, el pequeño sonrió como nunca lo había hecho.

 

 

Ahora, su familia promueve una campaña de donación para recaudar fondos para una cirugía y un trasplante de corazón,  indicó Radio Mitre.