La explicación sobre el uso de las mascarillas que caen desde la parte superior del avión sobre los asientos de los pasajeros -que muchos de ellos escuchan sin realmente prestar atención- se volvió real este viernes sobre las 14 horas cuando a un avión de Aerolíneas Argentinas se le despresurizó la cabina y tuvo que volver al aeropuerto de donde había despegado.

Tras el aterrizaje de emergencia en el aeropuerto internacional Ambrosio Taravella, varios pasajeros del vuelo AR1516 con destino a Salta debieron ser asistidos por profesionales médicos por lesiones y crisis nerviosas. 

Tras 25 minutos de iniciado el viaje, en la cabina ocurrió la falta de presión. Ante la situación, el comandante de la nave tuvo que regresar al aeropuerto desde donde había salido. Como marca el protocolo cuando suceden este tipo de inconvenientes, la aeronave tiene que volar a unos 10 mil pies de altura para no ocasionar mayores daños a sus pasajeros y tripulantes.

De igual modo, según informó la Aerolínea, “hubo caída de máscaras”. “Por prevención el avión tiene que aterrizar y como es urgencia en el aeropuerto se dispara el protocolo de emergencia”, sostuvieron los voceros de la empresa.

Por eso, Defensa Civil, el servicio de emergencias 107 y las autoridades sanitarias de Córdoba habían dispuesto un corredor sanitario para asistir a los afectados. En el avión viajaban más de 100 personas, de las cuales 54 habrían resultado heridas o con crisis nerviosas, aunque ninguna de gravedad.

Un avión de Aerolíneas Argentinas se despresurizó y tuvo que aterrizar de emergencia en Córdoba

Según informó el diario local La Voz de Córdoba, desde la Municipalidad precisaron que siete ambulancias salieron del lugar con heridos leves y que también había ambulancias de servicios privados. A raíz de incidente, se registraban demoras en otros vuelos programados en Córdoba.

María del Carmen, una de las pasajeras que iba a bordo del vuelo, contó a Mitre Córdoba cómo fue la situación que se vivió a los pocos minutos del despegue. “Nos está pasando el susto. Tomé el vuelo en Córdoba. Íbamos a Salta. Despegamos y una persona que iba sentada al lado mío que parece que entiende de aviación sintió una vibración rara”, contó.

“Todo parecía normal. Y a los 10 minutos del despegue, creo que habíamos alcanzado altura de crucero. Se empezó a notar nerviosismo en la tripulación. Empezaron a hablar por el altoparlante. Y a decir que bajemos las mascarillas y a tirar para poder respirar”, agregó.

La pasajera indicó que en ese momento les informaron sobre la despresurización. “Sentí un dolor espantoso en el oído. Pienso que hay gente a la que se le perforó el tímpano. Yo me recuperé”, precisó.

“Cuando bajamos estaba todo el despliegue de ambulancias y bomberos en Córdoba”, agregó. La mujer contó que este viernes por la tarde esperaban información para retomar el vuelo con destino a Salta.

Con información de Infobae

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!