Este martes, el Ministerio de Turismo de Chubut denunció al dueño de un campo lindero a la Reserva Natural que realizó un camino con una máquina sin autorización y aplastó a cientos de nidos.

Allí se detalló que en medio de una expedición ocular realizada por los guardafaunas de la reserva de Punta Tombo, se percataron que una persona había realizado un camino sin autorización, el cual pasaba por todo el campo hasta la costa.

Asimismo, señalaron que “el cercado se electrificó, lo que hizo que muchos de los pingüinos adultos mueran electrocutados”, sostuvo la Fiscal de Rawson, Florencia Gómez, en diálogo con ADNSUR. 

Por este accionar, quedaron enterrados  más de 140 nidos de pingüinos que habitan la reserva.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!