NEUQUÉN (ADNSUR) - En las últimas horas se conoció la triste noticia de la muerte de Libertador Argentino Aranea, conocido como “el ermitaño de Collón Cura”. Tenía 69 años. 

La información fue confirmada a diario Río Negro Eduardo Serer, director del hospital de Cutral Co, en donde se encontraba internado desde hacía un mes y medio.

La presencia de Libertador Argentino era conocida para todos los que circulaban por la ruta  237. Vivía sin luz, sin agua potable, radio, televisión, ni celular. Su historia sorprendía a todo el que la escuchaba.

El año pasado, el incendio de su casilla despertó la solidaridad de familias que le acercaron comida y agua.

El hombre vivió a un costado de la ruta durante 35 años. En enero fue internado en el hospital de Piedra del Águila donde permaneció por seis meses. Luego se trasladó al nosocomio de Cutral Co donde permaneció hasta su muerte.

En el hospital de Piedra del Äguila se lo estabilizó, se le dio buena alimentación y recibió la contención de un psiquiatra, un psicólogo y un trabajador social. Allí lo visitaba  un cuñado y  le acercaba  a su perro que tenía como mascota.

Argentino nació en Bariloche, pero se crió en el campo. Sus padres fueron Delfina Millar y Andrés Aranea, ambos  puesteros en una estancia, detalló diario Río Negro. 

Su hermano Amador vive en Dina Huapi, y le llevó en reiteradas oportunidades  a su casa, pero Argentino Libertador  siempre volvía a  Collón Cura.

LEE TAMBIÉN