COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR)- En total, ha habido 34 casos  de hantavirus desde el inicio del brote en Epuyén, el pasado 3 de diciembre. Hasta ese momento, se había cobrado 11 vidas y los aislamientos habían servido para contener el brote y evitar su expansión.

Según publica Página 12, el ministro de Salud provincial, Adrián Pizzi, justificó el fin de los aislamientos que para el 31 de enero ya habían pasado “más de veinte días sin nuevos casos”. Ante la Legislatura, manifestó que “se puede decir que el brote encuentra su cauce y se encuentra en una fase de control”. Y apuntó a la segunda quincena de febrero para “retomar todas las actividades sociales habituales”.

Según fuentes médicas que cita El Extremo Sur, los dos nuevos casos son personas que habían sido aisladas por haber tenido contacto con los afectados de Epuyén. “Si a estos pacientes les levantaron el aislamiento anticipadamente y han estado en contacto, con sintomatología, con otras personas; a esas personas las van a tener que aislar como mínimo otros 45 días porque se vuelve todo a cero”, afirmaron, con lo que el fin del aislamiento parece haber sido un error.

Ahora resta saber si se retoman plazos de 45 a 75 días para los aislamientos en los casos de aquellos que estuvieron en contacto con los dos nuevos infectados.