Una mujer ecuatoriana padeció las consecuencias de la malapraxis médica luego de dar a luz, y tuvo que vivir durante seis meses con una pinza en su vientre.

Lesly Cagua, protagonista de la historia, debió aguantar durante medio año el objeto de 20 centímetros de largo en su interior, hasta que fue sometida a una cirugía para removerlo.

"Lo único que quiero es que todas las personas que hicieron esta negligencia médica paguen por los daños y perjuicios que me han hecho a mí y a mi familia", aseguró la mujer, quien además contrajo una bacteria en el interior del centro médico que le produjo neumonía.

Como si fuera poco, tristemente su hijo falleció a los 22 días de nacido, y ella duda en volver a ser madre por el dolor que le produjo no solo la pérdida, sino también el error de los médicos.

El director del hospital Delfina Torres, Francisco Casco, admitió la falla y aseguró que el caso se encuentra en investigación para determinar qué sucedió.

A su vez, el profesional se disculpó con la comunidad por el grave suceso.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!