CHINA - Un doctor chino de 27 años falleció de un ataque cardíaco tras trabajar sin descanso durante diez días en la lucha contra el coronavirus de Wuhan, en un nuevo caso de lo que se conoce como muerte por exceso de trabajo.

Tal y como publica el medio británico The Daily Mail, Song Yingjie dirigía un equipo de médicos en la provincia de Hunan, vecina de Hubei, en la que se encuentra la ciudad de Wuhan. Su trabajo consistía en comprobar la temperatura corporal de viajeros y conductores en una autopista y llevaba trabajando sin parar desde el 25 de enero.

Song murió cuando finalmente llegó a su dormitorio el pasado lunes. Su hermana, que se encuentra retenida en Wuhan debido a la cuarentena, afirma que no puede evitar culparse de no haber salido de Wuhan antes del bloqueo y apoyar a su hermano durante este difícil periodo.