PICO TRUNCADO (ADNSUR) - Con más de 30 horas encadenados frente al Municipio de Pico Truncado, un grupo de despedidos mantenía hasta el jueves a la noche sus reclamos por la reincorporación como trabajadores activos luego de que a mediados del mes de diciembre, y como una de sus primeras acciones de gobierno luego de su regreso a la intendencia, Osvaldo Maimó despidió a 208 trabajadores municipales.

La máxima tensión se vivió el jueves cuando una mujer se roció con nafta y amenazó con prenderse fuego, como medida extrema en reclamo de su reincorporación, mientras otros despedidos subieron a los techos de la intendencia asegurando que hasta sintieron disparos que se habrían realizado contra los manifestantes.

La postal, con gomas encendidas y el grupo de encadenados tapados con frazadas tratando de mantener el calor en una jornada de frío intenso, provocaba temor ante la posibilidad de eventuales enfrentamientos en horarios nocturnos, lo que fue advertido por algunos de los encadenados luego de confirmar que se habían producido disparos realizados por personas desconocidas.

Según informó La Vanguardia Noticias, el Dr. Leonardo Pablo Cimini a cargo del Juzgado Provincial de Instrucción N°1, libró un oficio, notificando a los manifestantes dejar liberado pacíficamente el edificio comunal y ante la negativa fueron desalojados con la fuerza policial y les iniciaron una causa penal por el delito de desobediencia Judicial.