MÉXICO (ADNSUR)- Una difícil situación atraviesan dos nenes en México, de 12 y 15. Años, quienes acaban de convertirse en padres y deben afrontar la vida casi en soledad, ya que se fueron a vivir juntos cuando, sus familias los abandonaron.

Ocurre en la ciudad  de Santa María Ajoloapan, uno de los pueblos originarios del municipio de Tecámac, en el estado de México. Allí los menores armaron su humilde vivienda con cuatro tablas de madera. El piso aún es de tierra, y deben vivir junto a su pequeño hijito, que nació prematuro, de ocho meses.

La alcaldesa Mariela Gutiérrez Escalante, dijo que la nena entró en trabajo de parto justo cuando terminaba la visita de empleados del ayuntamiento, por lo que ellos mismos la ayudaron a trasladarse hasta un hospital para que el bebé naciera con asistencia de los médicos.

"A la niña se le rompió la fuente teniendo un embarazo de ocho meses, justo después de que fueron visitados por empleados del ayuntamiento, quienes los apoyaron para que su bebé naciera en un hospital", afirmó. 

Se conoció que los menores podrían recibir ayuda oficial, por lo que les brindarían asistencia médica, psicológica, social y económica. Además, trascendió que ahora los padres de ambos anunciaron que estarán atentos a ellos y dispuestos a supervisar el estado de los tres.

Los defensores de los derechos de los niños reclamaron que se inicien acciones legales contra los padres de Laura y Pedro por negligencia y abandono infantil, indicó Crónica.