SALTA (ADNSUR) - Con tan solo un añito, Iker, un bebé oriundo de Salta, venció el cáncer tras 15 quimioterapias y seis meses de tratamiento. El pequeño fue dado de alta el pasado viernes y volverá a su ciudad natal luego de ser atendido en el Hospital Garrahan en Buenos Aires.

La pelea de este pequeño contra esa enfermedad tuvo un final feliz, y su recuperación y alta médica fue difundida este lunes tras una incansable lucha de Iker y sus papas, Celeste y Lucas. 

En la ciudad que lo vio nacer, se había iniciado una campaña para recolectar fondos y solventar los gastos de su tratamiento. "Si bien fue duro estar lejos y para ayudar a los papis hicimos una recolección de dinero realizando locro y empanadas para vender. Iker recibió el apoyo de todos hasta del intendente Sáenz y una jueza del Poder Judicial", contaron sus familiares.

Según narró el sitio saltasoy, la criatura vive en barrio Rosedal y a principios de mayo fue trasladado en helicóptero al Hospital Garrahan de urgencia. De acuerdo al relato de sus padres, el viernes pasado recibió la gran noticia.