COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – El fin de semana, un pequeño de tan solo dos años perdió un dedo de la mano izquierda, al tirarse por un tobogán que estaba roto.

El accidente ocurrió este sábado por la tarde en la plaza del barrio 30  de octubre, ubicada en el sector 5.  El nene estaba jugando con la compañía de su familia, y cuando se tiró del tobogán, una rotura le arrancó el dedo pulgar izquierdo.

Griselda Galarza, abuela del pequeño, relató lo sucedido a ADNSUR, y confirmó que aún permanece internado en el Hospital Regional. “Para mi es grave lo que pasó porque él ya ese dedo no va a poder utilizar más, quedó discapacitado de por vida de esa manito, ya no va a poder hacer nada porque su dedito no le sirve más”, afirmó.

Asimismo, la mujer indicó que tras el accidente, el tobogán fue arreglado el mismo día, pero aseguró que ya se  habían registrado dos hechos similares con anterioridad. “Mi nieto tuvo el accidente tipo 17 de la tarde y los de la unión vecinal lo único que hicieron fue soldar ese juego, pero nadie se acercó a preguntar nada”, manifestó.

Por último, Griselda indicó que espera que le entreguen documentación en el hospital para radicar la denuncia correspondiente. “Queremos que el municipio haga algo para que no le vuelva a pasar lo mismo a otros chicos. Ya hubo varios casos en la semana de nenes que se cortaron su manito. Queremos que lo saquen o clausuren ese juego”, señaló.