Julia Quispe es una mujer de 107 años que vive en Mendoza. A lo largo de su vida transitó un sinfín de experiencias: alegrías tristezas, dos guerras mundiales, todos los golpes militares de Argentina y todos los mundiales de fútbol. 

Hoy en Mendoza, afronta una difícil situación: la finca donde vive fue vendida por sus dueños, y le pusieron una fecha límite para que abandone el lugar. Este plazo vence el lunes, y una de sus hijas la recibirá en su casa, pero lanzó un pedido de ayuda para llevar a cabo la mudanza. 

La mujer de 107 años nació en Jujuy, vivió en Bolivia y volvió siendo muy joven a la provincia del norte argentino, donde trabajó en la caña de azúcar. Allí formó familia, tuvo un hijo y dos hijas. 

Tiene 107 años, el lunes se queda sin casa y necesita la ayuda de todo el país para construir un nuevo hogar. Foto: Los Andes
Tiene 107 años, el lunes se queda sin casa y necesita la ayuda de todo el país para construir un nuevo hogar. Foto: Los Andes

Según publicó Clarín, tras la muerte de su esposo, hace 30 años se mudó a Mendoza. Hace tiempo se instaló en Coquimbito, en el Gran Maipú de Mendoza. Es la más famosa y querida de los 18 mil habitantes de la localidad vitivinícola. 

Hasta el próximo lunes, la mujer vive en la quinta que le prestaron hace seis años. Norma Churquina (51) es la hija de Julia Quispe, que junto a su marido la adoptó cuando apenas era una bebé. Su casa será el nuevo hogar de la mujer centenaria.

"Yo le propuse que se venga a vivir conmigo y que podíamos construir una piecita en el fondo", le contó Churquina al diario Los Andes. Pero para que la mudanza se concrete precisa ayuda: necesita materiales de construcción y dinero para construir "una piecita de 4 metros por 4 metros".

La mujer de 107 años debe estar acompañada todo el tiempo para prevenir accidentes y para darle una mano en sus tareas diarias. De ahí la propuesta de su hija para que compartan techo. Sucede que en los últimos tiempos Julia tuvo algunos problemas de salud, estuvo internada y pidió oraciones por su recuperación. "Todos cumplimos, porque ella es muy religiosa. Y así salió. Hoy está muy bien de salud", dijo Norma.

Norma vive con su marido, tres hijos y un nieto. Debido a esta situación necesitan la construcción de un lugar para que Julia tenga su propio espacio. Por eso, todos ellos necesitan la donación de maderas, ladrillos y cemento, entre otros materiales, para construir la habitación de Julia. Quienes quieran brindar su ayuda pueden hacerlo con depósitos CVU 0000003100052687922324 o con el Alias Giuliana.Amador. O con un llamado al 2615599216. Atiende Norma Churquina. Agradece Julia Quispe, la madre, abuela y bisabuela centenaria de Coquimbito.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!