Una nueva resolución del gobierno anticipa que en los próximos días estará disponible el formulario en el que deberán inscribirse los usuarios de servicios de electricidad y gas, ya que a partir de los datos que se declaren en esa inscripción sabrán si les corresponde seguir recibiendo una parte de los subsidios del Estado nacional en las tarifas.

Para el segmento de ingresos más altos, que hoy se ha fijado en 350 mil pesos mensuales, la eliminación del beneficio será gradual hasta fin de año, cuando comenzarán a pagar el valor pleno de la tarifa.

El formulario en el que habrá que registrar datos, en carácter de declaración jurada, se denomina “Registro de Acceso a los Subsidios de Energía” (RASE) y estará disponible próximamente en el sitio web https://www.argentina.gob.ar/subsidios.

Igualmente, para quienes no cuentan con medios tecnológicos, podrán inscribirse en las oficinas de ANSES, una vez que se dé inicio al trámite.

De acuerdo con los ingresos que declaren los usuarios, habrá tres grupos diferenciados.

El primer segmento es el de altos ingresos, que según el decreto 332 incluirá a quienes perciban ingresos que equivalen a 3,5 veces la canasta básica total para una familia de 4 integrantes, que en el mes de mayo ascendió a 350.000 pesos.

Si bien quien declare presentará sus ingresos individuales, el gobierno podrá luego cruzar información con otros organismos, por lo que la segmentación se producirá contando los ingresos familiares totales (por ejemplo, sumando el sueldo de dos integrantes de la familia).

Quienes queden dentro de ese primer segmento, perderán la totalidad del subsidio, aunque será en forma gradual, hasta fin de año, con una reducción progresiva, por trimestre, del equivalente que hoy no pagan en su factura porque es cubierto por el Estado.

⚡El segundo grupo estará integrado por usuarios con ingresos mensuales totales del hogar que varían entre 100 mil y 350 mil pesos (entre 1 y 3,5 canastas básicas para un hogar tipo 2 según INDEC). Podrán tener hasta dos inmuebles y dos vehículos con antigüedad no menor a 5 años.

La información oficial agrega que tampoco deberán “poseer aeronaves, embarcaciones de lujo o activos societarios que exterioricen capacidad económica plena”.

⚡ Finalmente, el tercer grupo, de menores ingresos, que incluirá a los hogares que no superen los 100 mil pesos mensuales.

En los dos últimos casos, es decir ingresos medios y bajos, los subsidios seguirán vigentes, pero en proporciones diferentes. Para el segmento medio, la adecuación de las tarifas no podrá exceder del 80% sobre el coeficiente de variación salarial en cada año. Mientras los del segmento de menores ingresos, tendrán un tope del 40% sobre el coeficiente de variación salarial.

En ambos casos, el costo de la energía que supere esos topes será cubierto por el Estado nacional, mientras que el segmento de mayores ingresos pagará la tarifa plena desde diciembre de este año.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!