COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El Concejo Deliberante de Comodoro Rivadavia tiene pendientes de resolución los pedidos de aumento tarifarios de servicios públicos como transporte, electricidad y agua. En el primer caso, la discusión planteada por los ediles apunta a buscar alternativas para atenuar el impacto sobre el bolsillo de los usuarios. En el segundo, el análisis quedó enmarcado en el pedido de auditoría resuelto sobre las cuentas de la SCPL.

1) Aumento del boleto de ómnibus. El proyecto enviado por el Ejecutivo apunta a reducir los subsidios que aporta el municipio, que en el último mes llegaron a tocar los 10 millones de pesos. La suba de tarifas se prevé en las siguientes etapas:

A partir de la aprobación de la ordenanza, el boleto urbano subiría desde los 13 pesos actuales a $16.80. El boleto suburbano pasará desde $13,90 a $17,98.

El boleto escolar -terciario no universitario y universitario- a $8,40, con adhesión a la ley del Transporte Educativo Gratuito Provincial (lo cual todavía es sólo un enunciado, porque Provincia no aplica el sistema).

A partir de agosto de 2018, la tarifa del transporte tendrá una nueva suba: el boleto urbano costará $18,50 y el suburbano, $19,80. El estudiantil se irá a $9,25.

En noviembre, los valores previstos por el proyecto de ordenanza serán: Urbano, $20,60; suburbano, $22,26; estudiantil, $10,30.

Entre las alternativas planteadas por los concejales, en la reunión del lunes último surgió la idea de evaluar un aumento del impuesto automotor, según refirió la concejal Shirley García. En igual sentido, se propuso evaluar un mayor encarecimiento de las tarjetas de estacionamiento.

2) Aumento de la tarifa eléctrica. En diciembre, la SCPL solicitó un incremento del 25,5% a partir de enero y otro 9,5% desde marzo, en base a la suba autorizada por Nación para el “paquete” de energía que cada mes compra la entidad para distribuir. El Ente de Control sugirió aprobar esos montos con una ligera diferencia: 23,5% en la primera etapa y un 9,3% en la segunda.

Hasta ahora, el análisis continúa pendiente en el Concejo Deliberante, mientras la SCPL reiteró en las últimas horas que la no autorización tarifaria sigue incrementando el déficit de la entidad. Además, desde la gerencia se afirmó que el conflicto de Luz y Fuerza, que reclama incumplimiento del acuerdo salarial, obedece a la imposibilidad de responder a esa exigencia por no contar con la suba tarifaria. También queda supeditado a lo que pueda ocurrir a nivel nacional. Si se confirma el proyecto ya aprobado en Diputados, las tarifas podrían retrotraerse al mes de diciembre, es decir con los mismos valores que tiene vigente actualmente la cooperativa, al no haber logrado aún la aprobación del nuevo cuadro tarifario.

3) Aumento del agua. En este caso, la solicitud de la SCPL fue de un 23%, que está pendiente de tratamiento, en el marco del análisis global de la estructura de costos planteada desde el Concejo Deliberante.