Tras 25 años de matrimonio, el actor Sylvester Stallone y su esposa, la ex modelo Jennifer Flavin iniciaron los trámites de divorcio. La mujer le reclama fondos que el actor habría utilizado de manera irregular para comprar otras propiedades o para hacer inversiones sin que ella supiera.

Flavin habría puesto en la justificación del divorcio que el intérprete de Rocky “ habría agotado y desperdiciado de forma intencional los bienes maritales”, por lo que exigió que el actor, de 76 años, no pueda vender ni transferir ningún activo durante el proceso jurídico.

Por otro lado, Stallone desmintió los rumores que indican el perro Rottweiler en la casa haya sido lo que inició la pelea final, ya que la crianza de Dwight terminaba recayendo en Flavin debido a los constantes viajes por proyectos cinematográficos del actor. “No terminamos la relación por un argumento tan trivial”, sostuvo el protagonista de Rambo.

“Fuimos en diferentes direcciones. Tengo el mayor respeto por Jennifer. Siempre la amaré. Es una mujer increíble. Es el ser humano más agradable que conocí en mi vida”, declaró Sylvester Stallone.

Stallone se tapó el tatuaje en el brazo de su ex con una de una de sus mascotas fallecidas más queridas por él (Foto: Instagram/officialslystallone).
Stallone se tapó el tatuaje en el brazo de su ex con una de una de sus mascotas fallecidas más queridas por él (Foto: Instagram/officialslystallone).

Además, hay otra referencia a un perro que, parece, también causó el disgusto de Flavin: Stallone se tapó el tatuaje de ella en el brazo por el de Butkus, una mascota que tenía el actor hace muchos años. Según explicó, la razón por la que intervino el dibujo fue porque quiso arreglar el retrato original, pero quedó mal. Entonces, se hizo otro.

Qué reclama la esposa de Sylvester Stallone en la demanda de divorcio

De acuerdo a lo que publicó el sitio TMZ, Flavin acusa directamente al creador de Rocky de “mover activos de los fondos conyugales” sin habérselo anticipado.“Amo a mi familia. Estamos abordando de manera amistosa y privada estos problemas personales”, se desligó Stallone, a través de la representante, Michelle Bega.

En el documento que trascendió, Flavin busca, en principio, tener el control exclusivo de su casa de Palm Beach, mientras avanzan los trámites de divorcio que ya están en la Justicia de Florida.

Además, el texto apunta a los movimientos financieros que hizo Stallone el último tiempo. “Bajo la información y creencia que tenemos, el esposo se involucró en la disipación, agotamiento y/o desperdicio intencional de los bienes conyugales que tuvo un impacto económico adverso en el patrimonio conyugal”, apuntó un fragmento del expediente.

Luego sintetizó que bajo la ley de Florida, a Flavin le correspondería “ser compensada y resarcida al recibir una distribución desigual de los bienes conyugales a su favor”. Así, Stallone fue impedido de hacer cualquier tipo de movimiento con sus activos y propiedades durante el tiempo en el que se lleve adelante el proceso. La pareja estaba casada desde 1997.

Hace una semana, en Instagram, Flavin publicó una foto en la que aparece abrazada con sus hijas, Scarlet, Sophia y Sistine Rose. “Estas chicas son mi prioridad. Nada más importa. Las cuatro, para siempre”, escribió, junto a dos emojis de corazones y uno de manos rezando.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!