BUENOS AIRES - Las advertencias realizadas desde las empresas respecto de las dificultades con las que se encontrarían a fin de mes para pagar los sueldos, en plena parálisis económica por la cuarentena, ya comenzaron a traducirse en hechos concretos. Son varias las compañías que están barajando diferentes alternativas, no sólo para pagar los salarios de marzo, sino también abril, que las tiene más preocupadas aún.

Algunos trascendieron, y otros irán saliendo a luz con el correr de los días. Uno de los casos que se hizo público en las últimas horas fue el de la láctea santafesina Verónica, una situación curiosa porque integra uno de los sectores considerados esenciales, que está trabajando más de lo usual debido a la cuarentena.

Fuentes gremiales aseguraron que llegó a los secretarios de varias seccionales la comunicación, vía WhatsApp, del gerente de Recursos Humanos de la firma, Norberto Galimberti, de que los sueldos de marzo se estarán pagando en cuatro cuotas: 30% el 7 de abril; otro 30%, el viernes 14; 20% el martes 17; y el 20% restante, el viernes 21. Infobae se comunicó con la empresa y la respuesta de uno de los responsables fue: “No podemos suministrar esa información”. El número de trabajadores asciende a 700.

También están abundando las suspensiones, especialmente en sectores que no están trabajando. Desde la UIA, incluso, habían dejado trascender que buscarían acordar con la CGT y el Gobierno que pudiera avanzarse en mayores suspensiones –con un correspondiente menor salario, no remunerativo–, para aquellos trabajadores que permanecían en sus hogares sin ni siquiera trabajar de forma remota.

Al respecto, se supo esta semana que Dabra, la cadena de deportes más grande del país que agrupa a Dexter, Stock Center, Moov y Netshoes, suspendió del 1 al 30 de abril a todos sus empleados, a quienes les pagará la mitad del salario. Según trascendidos, desde la empresa aseguraron que el comercio digital sigue funcionando pero que ese negocio no es suficiente para cubrir los gastos. La firma tiene contratadas a unas 1.700 personas.

También acordaron suspensiones durante abril las empresas de calzado Grimoldi y Puma, que tienen 150 y 300 trabajadores, respectivamente. En ambos casos, los acuerdos fueron firmados en las últimas horas y los operarios cobrarán este mes el 70% de sus salarios como suma no remunerativa, confirmó el secretario general del Sindicato del Calzado, Agustín Amicone.

La semana pasada, se supo que General Motors, la automotriz de origen estadounidense, además de suspender a los operarios de su planta, también suspendió a personal administrativo con descuentos de 25% del salario y a quienes hacen home office les paga 12,5% menos.