Los contratos de alquiler que se hayan firmado bajo la vigencia de la Ley de Alquileres sufrirán en agosto, subas por encima del 60%, en el marco del aumento anual previsto.

El cálculo aproximado del 60% surge del Índice para Contratos de Locación (ICL) que elabora a diario el Banco Central (BCRA) , y combina el devenir de los salarios y de los precios por igual. 

Si un inquilino firmó un contrato el 1 de agosto de 2021, debe renovarlo el 1 de agosto de 2022 con un 60,96% de aumento, por ejemplo.

A partir de este aumento, si una familia pagaba $60.000 por un tres ambientes, este año deberán abonar casi $100.000.

Aunque en el Congreso hubo un intento de modificar la ley de alquileres para corregir algunos de los problemas que se plantearon con la ley aprobada en junio de 2020, la discusión se encuentra trabada desde haces meses sin que se pudiera zanjar la dificultad de fondo, vinculado al ritmo de actualización. 

Según el último informe elaborado por Mercado Libre y la Universidad de San Andrés (Udesa), en julio de 2022 los nuevos contratos de alquileres en precios constantes -en términos reales- aumentaron 17,3% en el caso de las casas y 3,1% en el caso de los departamentos, según publicó TN.

"LO POCO QUE HAY SE ALQUILA RÁPIDO"

El impacto de esta situación tiene algunos matices propios en Comodoro Rivadavia, según pudo relevar ADNSUR tiempo atrás, la escasez de la oferta y la alta demanda han podido disimular los impactos más negativos de este problema, al menos en la visión de algunas inmobiliarias locales.

“No tenemos caída de alquileres ni tampoco morosidad –detalló Alejandro Groshaus, uno de los referentes inmobiliarios de la ciudad-. Eso es muy bueno, entonces lo poco que hay se alquila rápido, porque en Comodoro hay poca oferta y mucha demanda. Lo que se nota mucho es la oferta de venta de propiedades, porque algunos propietarios no quieren el contrato por 3 años  y la actualización cada 12 meses”.

"Lo poco que hay se alquila rápido", reconocieron desde las cámaras inmobiliarias de Comodoro.
"Lo poco que hay se alquila rápido", reconocieron desde las cámaras inmobiliarias de Comodoro.

En el diagnóstico sobre la alta demanda y escasa oferta de viviendas en alquiler coincidió Fabián Almonacid, desde Estudio Flamig, quien a modo comparativo dijo ante ADNSUR que por cada casa que se desocupa hay alrededor de 10 pedidos en espera.

“De lo poco que hay en alquiler, nosotros tenemos unidades nuevas, a estrenar, con departamentos que no bajan de 50 ó $55.000 mensuales”, refirió, recordando quqe además se debe contar el costo de expensas y servicios. Y al igual que en otras firmas, remarcó lo inherente a la venta de propiedades:

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!